Lenguaje e intuición espacial

Por • 10 ene, 2020 • Sección: Ambiente

Fernando-M. Pérez Herranz

Los pitagóricos legaron al pensamiento humano una regla de racionalidad -la regla matemática- que ha dado lugar a las cuestiones más intrincadas de la Ciencia y la Filosofía. Entre ellas hay una que nos interesa especialmente: ¿es posible, cómo y desde qué presupuestos, aplicar con sentido los Lenguajes Formales a los Lenguajes Naturales? La Lógica Moderna, que conceptualizó Frege y divulgaron Russell y Whitehead a principios de este siglo XX a punto de concluir, fue recibida bajo el signo de una interrogación maximalista: ¿sería un Lenguaje Formal lo suficientemente poderoso como para ayudar a resolver los problemas filosóficos que se formulan habitualmente en Lenguaje Natural? ¿Sería posible zanjar nuestras disputas únicamente dándose a calcular, como quería Leibniz? Muchos pensadores tildaron esta pretensión de desmesurada y de temeraria, incluso de ridícula. Sin embargo, y por razones concretas, históricas, la Lógica pudo ser recibida de manera más sorprendente aun si cabe: ¿sería capaz de dilucidar problemas políticos de legitimación? Y, como suele ocurrir con las situaciones a las que se califica de «paradójicas», los escolásticos tenían su pequeña racioncita de razón al atentar contra los Principia Mathematica por echar en falta en ellos lo que hoy llamaríamos cuestiones semánticas. Pero ni el escepticismo ni el criticismo desplegados por la Escolástica eran necesarios contra los formalismos; la resolución del problema ya se había consumado dentro de los marcos internos de la investigación y del desarrollo de la Lógica. Muy pronto se comprendió que suponía demasiada exigencia para cualquier lenguaje su traducibilidad al lenguaje lógico e imposible la demostrabilidad de todos los enunciados verdaderos. El Teorema de Gödel ponía las cosas en su sitio: fueron abandonadas las creencias en el método axiomático como una suerte de panacea universal y se inició una serie de valiosísimos intentos de recuperación de la Semántica por parte de los lógicos: La Teoría de Modelos, las Lógicas Intensionales y hasta la Lógica Borrosa se dispusieron y se disponen a la reconstrucción lógica de la Semántica. Más aun: se empieza a comprender la importancia de la conceptualización de los axiomas vinculados al momento intuitivo en el que se extraen los conceptos fundamentales del Sistema Formal. Pero el resultado no acaba de ser del todo satisfactorio debido, seguramente, a que en todos estos estudios el componente extensional-distributivo es más poderoso que el intensional-atributivo, lo que los hace parecerse más a los formalismos algebraico-sintácticos que a los conceptuales semánticos.

Texto completo (pdf)

ikasia: revista de filosofía, ISSN-e 1885-5679, Nº. 36, 2011, págs. 121-396

https://rua.ua.es/dspace/bitstream/10045/16691/1/Lenguaje%20e%20intuci%C3%B3n%20espacial.pdf

 

Post to Twitter

Escribe un comentario