Reflexiones sobre las criptomonedas

Por • 29 jul, 2022 • Sección: Ambiente

Por  Rolando Astarita

19.JUL.22 | PostaPorteña 2298

En varias ocasiones lectores del blog me han preguntado por la naturaleza de las criptomonedas, y si se las puede considerar dinero en sentido pleno. En lo que sigue presento algunas reflexiones hipótesis provisorias, sobre el asunto. Comienzo, en base a Papers e informes del Banco de Pagos Internacionales, y otros organismos, con lo básico sobre las cripto.

Sistemas de pagos tradicionales y criptomonedas

En los pagos digitales con cuentas bancarias (la inmensa mayoría en las sociedades actuales) es necesario que un intermediario controle la transacción. Por ejemplo, si me pagan con un cheque de $100 girado contra una cuenta del mismo banco en el que poseo una cuenta, el banco actúa como intermediario: verifica que el cheque tenga fondos, debita $100 en la cuenta del pagador y acredita $100 en la mía. Si me pagan con un cheque girado contra una cuenta en otro banco, el intermediario será el banco central. En cualquiera de los casos, el intermediario, o contraparte central, verifican y registran las transacciones. Así, el registro (ledger) documenta la transacción y la variación resultante de riqueza que experimenta el que paga y el que cobra. En igual sentido, sistemas de pago como Visa o PayPal actúan como intermediarios de las transacciones. Por eso, los sistemas de pagos basados en cuentas de dinero dependen de la capacidad de verificar la identidad del tenedor de la cuenta. Y cuando el pago se hace en efectivo, la verificación se reduce a comprobar que el billete no sea falsificado.

Las criptomonedas en principio sirven para transferencias de dinero entre países y diversas transacciones. No existen de forma física; se almacenan en una cartera digital y utilizan la criptografía para garantizar su titularidad y las transacciones. Tengamos presente que la criptografía permite generar claves para dar seguridad; el comercio on line y la banca la utilizan desde hace tiempo. En el caso de las criptomonedas, una billetera digital se rige por una clave privada –es una larga cadena de caracteres- que actúa como contraseña. Pero, más en general, las cripto presentan un enfoque distinto del que rige en los sistemas habituales de pagos, ya que tienen como premisa la descentralización. Esto es, el universo cripto prevé que los controles y balances no sean provistos por un banco central o intermediarios de confianza, sino por una multitud de validadores anónimos. Con ello se busca mantener al sistema libre de la influencia de entidades como son los grandes bancos y los bancos centrales. Por eso se habla de “finanza descentralizada” (DeFi en inglés), que busca replicar, con las cripto, los servicios financieros convencionales. La idea es que el registro de las transacciones y transferencias sea distribuido (por eso algunos pretenden que esto significa una liberación del control que ejercen los capitales financieros y los organismos monetarios).    

Pero en este punto el desafío es evitar el problema “del doble gasto”. Es que una moneda digital es fácilmente reproducible (a diferencia de un billete de banco) y por lo tanto puede ser usada de manera fraudulenta, gastándola más de una vez. Esto ocurre por ejemplo si un usuario, después de haber realizado la compra de un bien o servicio, convence a los validadores de que no se realizó la transacción. Si tiene éxito, conservará su balance en criptomoneda y el bien o servicio que obtuvo, mientras la contraparte (el vendedor) se quedará sin nada. De ahí la posibilidad de que el doble gasto socave la confianza en la criptomoneda. Sigue en…

http://infoposta.com.ar/notas/12547/reflexiones-sobre-las-criptomonedas/

Post to Twitter

Escribe un comentario