Europa en el momento Geopolítico actual

Por • 14 nov, 2022 • Sección: Crítica

Enric Ravello Barber

10.11.2022. Estados Unidos, China, Rusia, son los tres actores principales del mundo multipolar, en el que se consolidan como potencias regionales Turquía, Irán, Corea del Norte y lo intentan sin lograrlo Argentina, Brasil y el Reino Unido.  Europa, que le correspondería un papel principal en un equilibro multipolar, tiene una enorme desventaja esencial frente a todas estas potencias mayores o menores: el no existir.   Todos los actores mencionados son una unidad política con un gobierno central con capacidad única y final de decisión; Europa es un híbrido por definir.  La Unión Europea, la principal potencia comercial del mudo con el PIB más alto del planeta, no es capaz de articularse como un actor único y autónomo.  El reto es consolidar un modelo de gestión (económico, político y diplomático) único que actúe a escala continental y no como la suma –muchas veces contradictoria- de los intereses de cada uno de los países que la compone. Es decir, resolver la dialéctica actual de su naturaleza que oscila entre ser una Unidad o ser una Organización Internacional.

Sin fuerza militar conjunta, propia y autónoma, la Europa política (UE) es incapaz de imponer y defender sus intereses a nivel regional y global: el conflicto de Ucrania es la última prueba. La OTAN es organización dirigida por EEUU. Recientemente se habla de que los países de la UE podrían tener más poder interno en la OTAN, “equilibrando” el poder de Washington y el europeo en esta organización militar; realmente algo muy poco realista.

Ucrania: una guerra contra Europa y contra Alemania.

En los años 70 el geopolítico austriaco, Jordi von Lohausen, señalaba que el verdadero enemigo de los EEUU era Europa y no la URSS –estamos hablando de plena guerra fría-. La obsesión de Washington sería reducir a Europa a una colonia política militar y así destruir su civilización. Es una constante en la política de Washington, constante que tiene una derivada permanente: evitar cualquier acercamiento entre Alemania y Rusia, al ser la sinergia  que puede crear una potencia continental capaz de desafiar el dominio estadounidense.

Son muchos los analistas que han señalado que la provocación de una guerra en Ucrania por parte de EEUU y sus terminales atlantistas tiene como objetivo destruir a Alemania –la primera potencia económica europea y a Rusia -la mayor potencia miliar europea. Lo que además provocará una crisis de abastecimiento de hidrocarburos en el continente –dependiente de las materias primas rusas-que le sumirá en una profunda crisis socio-económica.

En esta dinámica hemos de señalar algunas reacciones europeas que merecen ser sabidas por significativas

-Polonia ha actuado como lo viene haciendo en las últimas décadas, es emisario de los intereses norteamericanos en Europa central, recogiendo el testigo geopolítico de sus actuaciones provocativas de los años 30 al amparo de Londres.  Ante la voladura del Nord Stream en el mar Báltico, un atentando s a los intereses rusos, pero sobre todo de Europa occidental, el eurodiputado y antiguo ministro de Exteriores polaco, Radek Sikorski (Partido Popular Europeo) puso su cuenta de twtitter una foto del gaseoducto explotado y la frase “Thank  you, USA”. Por su parte del 1 de septiembre el Gobierno polaco, en manos de los “ultraconservadores” del partido Ley y Justicia, hacía una reclamación de 1,3 billones de dólares al gobierno alemán por compensaciones de guerra, la respuesta del canciller alemán Olaf Scholz, fue la de revisar la actual frontera germano-polaca de acuerdo a “documentos históricos”. Y, dando un paso más el 5 de octubre, continuando con su “estrategia de la tensión” Varsovia, en declaraciones de su Presidente, Duda ha ofreció a EEUU colocar armas nucleares en su territorio, algo que la propia OTAN ha considerado muy arriesgado.

Polonia también está confluyendo en la estrategia norteamericana de desplazar a Alemania del centro político y económico europeo. Intenta sustituir al vecino alemán como punto de llegada de gas a Europa, para ello Polonia se ha en la construcción del “Baltic Pipe” un gaseoducto que traería gas noruego hasta Polonia, haciendo “innecesario” el Nord Stream.  Pero la capacidad inicial de este Baltic Line es de 3BCM que como máximo podría llegar a los 10 BCM, muy lejos de los 135 BCM del North Stream. Y totalmente insuficiente para las necesidades de Europa central.

Desde un primer momento la posición de Varsovia ha sido muy clara: apoyo a Ucrania y enfrentamiento con Rusia. No se trata de una postura tan altruista como puede parecer y sí llena de una doble intención. Putin declaraba: “Polonia no ha abandonado sus sueños de apoderarse de parte de Ucrania” (1). Una realidad a la que se han referido diversos analistas internacionales (2).

-Tras su reelección presidencial, Macron ha desaparecido de la escena internacional. Demostrando que su liderazgo europeo y su autonomía de Washington eran endebles. En el momento decisivo ha mostrado su sumisión a los intereses americanos y sus conversaciones con Moscú se han interrumpido drásticamente. Sus llamamientos a Washington para que ponga paz en la crisis bélica ruso-ucraniano, no son escuchados en la Casa Blanca, el principal interesando en prolongar el conflicto,

-Alemania es el país que está empezando a reaccionar ante la actitud de los EEUU. Si bien en un principio los Verdes –aquellos pacifistas de los 80- fueron abiertamente beligerantes contra Rusia y pedían armar a Ucrania, demostrando que su partido es desde hace años una correa de transmisión de Washington en Berlín.  La reacción general política y popular ha virado hacia posiciones diferentes. El pasado agosto el Vice-presidente del Parlamento alemán Wolfgang Kubicki llamaba a “reabrir el Nord Stream 2 lo antes posible” apelando a los intereses nacionales alemanes. En octubre, después de la voladura del gaseoducto Nord Stream, que afectará gravemente a la economía y al bienestar de los alemanes, el hastag  #Kriegserklärung (declaración de guerra) se ha hecho popular en Alemania describiendo lo que el sabotaje al gaseoducto por parte norteamericana significa hacia su país. Ese mismo mes de octubre el Parlamento alemán congeló el envío de ayuda militar a Ucrania.

Después de la voladura del Nord Stream, que incluso el ex -asesor de seguridad estadounidense, Douglas McGrecogr atribuye a los Estados Unidos (6), han surgido en Alemania y fuera de ella, voces autorizadas que señalan que uno de los principales objetivos –sino el principal- de la “guerra de Ucrania es terminar con Alemania como potencia política y económica (7).

La famosa empresaria y filántropa alemana, Gloria von Thrun una Taxi compara este intento de destrucción de su país con el siniestramente famoso Plan Morgenthau (4). Mientras que el exasesor de Estado suizo, Yvan Perrin, afirma que Alemania debe entender plenamente cuáles es la estrategia de destrucción de su país para rectificar toda su política europea e internacional (5)

Añadir el partido nacionalista AfD está marcando una línea propia muy clara y determinada en defensa de los intereses nacionales alemanes. Tras su último congreso en el que la línea nacionalista se impuso a la moderada, AfD está haciendo movimiento interesantes en todos los sentidos, destacar que tres diputados regionales (Renania-Westfalia y Sajonia-Anhlat) viajaron a Ucrania “a la vista de la cobertura distorsionada y partidarias sobre el conflicto de Ucrania queremos hacernos una imagen propia de la situación y examinar la situación humanitaria”.

Visegrado entra en crisis interna.

Polonia, Hungría, República Checa y Eslovaquia conforman el llamado Grupo de Visegrado. El rasgo principal de su policía ha sido oponerse a las imposiciones de Bruselas en materia de ideología de género y de inmigración, constituyendo así un cierto polo antimundialista dentro de la UE. Bruselas ha intentado chantajear la acción política de estos países amenazando con cortar la llegada de fondos europeos, pero la importancia geopolítica y comercial de estos países ha amortiguado la hostilidad de Bruselas.

Identitarios europeos reflexionaban sobre la posibilidad de que algún país de la Europa occidental con gobierno nacionalista (la actual Italia, por ejemplo) podía ser el aliado necesario para una sinergia contra las directrices mundialistas de Bruselas dentro de la UE.

Había quien iba más allá y hablan de Intermarium –Polonia- que incluiría además de los países de Visegrado a Bielorrusia Lituania, Letonia, Estonia. Ucrania, Rumanía-Moldavia, Serbia, Bosnia, Albania, Croacia y Macedonia del Norte, como un espacio geopolítico de contrapeso al imperialismo ruso y la Occidente otanista (8)

La crisis de Ucrania ha provocado una grave tensión interna en el grupo de Visegrado. Las dos capitales de los países líderes del grupo: Varsovia y Budapest han reaccionado de modo opuesto. Varsovia haciendo un patético seguidismo atlantista, Budapest, buscando el diálogo con Rusia y manteniendo posturas cercanas a Moscú, en la medida que eso es posible siendo miembro de la UE (6). Recordemos que Hungría tiene reclamaciones territoriales sobre Ucrania; por cierto, Polonia también.

Posiblemente Visegrado dejará de ser una sinergia política. Polonia, si la guerra se salda con una derrota rusa, será la potencia regional principal –con el apoyo abierto de Washington- a la que se unirán Estonia, Letonia y Lituania, hoy con estrategias geopolíticas muy próximas a las de Varsovia.

Hungría, en su postura de acercamiento con Rusia y enemistad con Ucrania, con la que mantiene conflictos territoriales, quedará más alejada de Bruselas, que la someterá a nuevos chantajes presupuestarios, y alejada de su antiguo aliado polaco.

Queda por ver que posturas adoptan la República Checa, Eslovaquia y la posibilidad de que Eslovenia entre en el grupo tal como ha propuesto recientemente el presidente checo, Milos Zeman.

El proyecto de Intermarium, como un área cohesionada entre Bruselas y Moscú, ha quedado bloqueado definitivamente.

Reino Unido, la potencia menguante

Continuadora de la línea anti-europea y belicista de Johnson, Truss insistió en el apoyo a Ucrania- con lo que tiene de desestabilizador para Europa. La breve Premier llegó a declaró en septiembre: “Reino Unido armará a Ucrania hasta que derrote a Rusia”.  Subiendo el tono delirante llegó a afirmar: “Si la situación me exigiera apretar el botón nuclear, lo haría inmediatamente. Y no me importa su muriesen millones de personas, para mí lo principal es la democracia y nuestros ideales”. Fantasías del recuerdo de haber sido un gran imperio cuando hoy sólo se es solo una ex potencia en declive y cada vez más aislada.

Convendría que alguien le recordara a la intrépida ex Premier británica que el Reino Unido tiene 215 cabezas nucleares, mientras que Rusia supera las 7.000, muchas de ellas apuntando a Londres.

“Global Britain” la apuesta del Westminster como estrategia internacional después del Brexit, no ha tenido ningún resultado concreto.

Marginada dentro del pacto AUKUS, alianza de las potencias anglo-sajonas cuyo objetivo real es hacer frente a la expansión china en el Pacifico. Las otras tres potencia anglosajonas firmantes del pacto (EE.UU. Australia y Nueva Zelanda) tienen toda o gran parte de su costa en este océano; el Reino Unido se sitúa en las antípodas planetarias, su papel en la Alianza es poco más que decorativo.

Londres ha intentado hacerse fuerte en los países de Visegrado, en su constante geopolítica de separar Alemania de Europa, pero la realidad es que las dos principales capitales del grupo de Visegrado han ignorado a Londres: Varsovia prioriza su alianza con hacia Washington y Budapest mira –tímidamente- hacia Moscú.

Uno de los argumentos que Boris Jonhson presentó a los británicos era la próxima firma de un pacto comercial que convertiría al Reino Unido en aliado comercial preferencial de los Estados Unidos, permitiendo el mercado estadounidense sustituir al europeo. No sólo este pacto no llega ni está en perspectiva, sino que la llegada de Biden –demócrata- a la Casa Blanca ha enfriado las relaciones Washington-Londres, que pasa ahora por su peor momento (6). Recordando que Biden es de origen irlandés y ya ha advertido en repetías ocasiones a los inquilinos de Westminster sobre la prudencia que deben mantener respecto a la situación de Irlanda.

La nefasta gestión económica de Liz Truss terminó rápidamente con su gobierno y su liderazgo en el Partido Conservador. Su sucesor es el indio Rishi Sunak, continuador de la línea geopolítica de sus compañeros del Partido Conservador Johnson y Truss. La victoria Sunak agudizarán una tendencia observada desde el Brexit, la geopolítica de un Reino Unido antieuropeo, multirracial y post-británico en la que tendrá un papel importante su relación con Delhi, aunque es más que probable que esta relación tenga la polaridad invertida a la que tuvo en los siglos XIX-XX y sea el capítulo inicial de la rebelión y conquista (demográfica y política) de la antigua Commonwealth a la antiguo metrópoli británica en pleno proceso de liquidación identitaria y racial.

No se verifica ningún “frente unido anti-occidental”.

La pretensión de que se verificara un frente mundial anti-occidental ha quedado desmentida por la realidad y por las propias dinámicas geopolíticas de cada potencia, especialmente las Chinas y las emergentes centro-asiáticas e India de jugar su propio rol.

Durante esta guerra de Ucrania, no se ha escenificado en absoluta esta supuesta conciencia “anti-EEUU”, desde China a Uzbekistán, las “potencias euroasiáticas” han abandonado e Putin en la guerra ucraniana (9)

Pekín se ha distanciado de Moscú, y ha buscado su propio interés en esa, que pasa por un debilitamiento de Rusia para separarla de Europa y atraerle sumisamente a su zona de influencia, Pekín sigue pensando en lógica bipolar y no un tercer actor -Rusia-  que dispute esta carrera a dos por el dominio mundial, no le interesa. Xi Jinping no ha tenido el menor problema en seguir colaborando estratégicamente con Europa, mientras ésta sancionaba a Rusia, sanciones que las empresas chinas instaladas en la UE han cumplido al pie de la letra.  China ha jugado un doble juego, siempre en su propio interés y no en el de un pretendido frente común anti-occidental. Para Pekín, el conflicto bélico ucraniano siempre ha estado subordinado a su posible conflicto bélico contra EE.UU. por Taiwán (10).

 La India, tradicionalmente alidada de Moscú y que lo ha seguido siendo en esta crisis por la necesidad de compra de hidrocarburos a advertido a Putin en boca de su primer ministro Modi que no era el momento de guerras y que había que respetar las fronteras ucranianas, último punto en el que coincidió con Teherán.

El “primer cinturón” en la construcción euroasiática se han desmarcado claramente de Rusia. Kazajistán se ha convertido en el líder regional apartado a la zona de la influencia de Moscú (11)

No existe ningún “frente anti-occidental” ruso-turco-chino-euroasíatico (12).

 

Desde una perspectiva europea, la apuesta geopolítica ha de ser la rápida solución del conflicto bélico y la recuperación del diálogo y la sinergia entre Europa y Rusia.

 

NOTAS

(1)                https://www.elmundo.es/internacional/2022/11/04/636528a5fdddff974f8b45d9.html

(2)                https://euro-sinergias.blogspot.com/2022/11/portal-de-politica-polaca-asi-es-como.html.

(3)                https://euro-sinergias.blogspot.com/2022/10/douglas-macgregor-cree-que-estados.html

(4)                https://euro-sinergias.blogspot.com/2022/10/la-crisis-de-ucrania-no-tiene-que-ver.html

(5)                https://euro-sinergias.blogspot.com/2022/10/morgenthau-y-nord-stream-gloria-von.html

(6)                https://euro-sinergias.blogspot.com/2022/10/cuando-alemania-empiece-entender-eeuu.html

(7)                https://barr-avel.blog/2022/02/23/vers-une-union-baltique-mer-noire-intermarium-comme-modele-viable-pour-le-renouveau-de-leurope/

(8)                https://elordenmundial.com/hungria-se-queda-sola-asi-ha-roto-la-invasion-de-ucrania-el-grupo-de-visegrado/

(9)                https://www.elmundo.es/internacional/2022/09/21/632b3d37e4d4d83a158b4584.html

(10)            https://www.elespanol.com/mundo/europa/20221105/doble-pekin-rusia-rebajar-amenazas-presiona-taiwan/715928855_0.html

(11)            https://elpais.com/internacional/2022-10-10/la-guerra-socava-el-liderazgo-de-rusia-entre-sus-vecinos-postsovieticos.html

(12)            https://www.ilprimatonazionale.it/esteri/ma-quale-fronte-anti-occidentale-cosa-non-ci-dice-lincontro-tra-putin-e-xi-jinping-243980/

Fuente Twitter VK Odnoklassniki Blogger 

https://www.geopolitika.ru/es/article/europa-en-el-momento-geopolitico-actual

Post to Twitter

Escribe un comentario