La «peleita» entre Rafael Ramírez y Carlos Mendoza Potellá por las ¿Reservas/Recursos? de La Faja (I)

Por • 27 sep, 2020 • Sección: Economía

Edmundo Salazar  

26/09/20. A la «COMISIÓN PRESIDENCIAL PARA LA DEFENSA, REESTRUCTURACIÓN Y REORGANIZACIÓN DE LA INDUSTRIA PETROLERA «ALÍ RODRÍGUEZ ARAQUE» (LA COMISIÓN): Estimados Compatriotas, aunque Uds. no tienen por qué inmiscuirse en esta «peleita» es bueno que, también, se enteren de lo que se trata. Porque el tema les importa. Por un lado, Rafael Ramírez (RR) defiende «Su» Certificación de las Reservas de Petróleo de La Faja como uno de sus grandes logros y, por otro lado, Carlos Mendoza Potellá (CMP) diciendo que esa certificación es una gran mentira y que lo que hay en La Faja son Recursos Contingentes. ¿Quién tiene la Razón?. Ambos, están pelando y no son mandarinas. Permitánme decirles porqué:

RR cuando era Ministro de Minas e Hidrocarburos, de Energía y de Petróleo, tenía la potestad de «incorporar», no aplica la palabra «certificar», las nuevas reservas provenientes de Exploración, Revisión, etc de todo el País. Por eso, dentro de esa potestad, «incorporó» los casi 250 mil millones de barriles de petróleo de Reservas Probadas de La Faja, aplicando un factor de recobro que varía entre 15 y 20 % de una cantidad de Petróleo Original en Sitio que está entre 1,2 y 1,3 billones de barriles.

Dentro de esas facultades, el Rojo Rojito, pudo, si le daba la gana, incorporar el agua que corre todos los días por el cauce del Río Orinoco como «Reservas Probadas de La Faja». Exagero, solo para hacer el punto. Pero una cosa es lo que defina el Ministro de Petróleo como Reservas Probadas y otra cosa es lo que, a su vez, considere como Reservas Probadas la Institución o Gobierno que te va a prestar el dinero para que desarrolles una determinada cantidad de Petróleo Originalmente en Sitio. Esta última consideración prevalece ante lo que PDVSA diga que tiene como Reservas Probadas.

Claro, El Rojo Rojito, ha tratado siempre de hacer ver, sobre todo, al público incauto de Venezuela, de que una empresa certificadora de Recursos y Reservas de Hidrocarburos como Ryder Scott certificó las cantidades de petróleo de la Faja como Reservas Probadas, algo bien lejos de la realidad. Pero lo que si, no pudo, ni podría, era engañar, repito, a la banca de inversión para que le reconociera todas las Reservas de Petróleo de La Faja como Probadas y lo que hizo fue endeudar a PDVSA para financiar parte de los proyectos, por su «cuenta» y ahí quedó el cementerio de proyectos sin terminar.

Para terminar la parte del Rojo Rojito debo decir que con el Proyecto Magna Reserva supo engañar hasta al presidente Chávez que con ese proyecto le lloverían los inversionistas. En la Primera Fase, de Magna Reserva, hay que reconocerlo, participaron más de 20 potenciales inversionistas entre gobiernos y empresas privadas, en la cuantificación de los volúmenes de petróleo en sitio. Pero 15 años después no hay ningún proyecto, al cual uno pueda señalar terminado ni mucho menos exitoso. En los libros del Ministerio de Petróleo ahí están los 250 mil millones de barriles de La Faja sin que nadie pueda decir, en este momento, que vamos a hacer con ellas. Debe quedarnos bien claro, repito, que es la Institución, como la «Security Exchange Comission (SEC)» de los EE.UU. la que hace la recomendación, a los potenciales inversionistas y a la banca de inversión, de lo conveniente, o no, para invertir en un determinado proyecto.

Es la SEC, por ejemplo, la que consideraría una determinada cantidad de hidrocarburos como Reservas Probadas o como Reservas Posibles y Probables, la cual es la clasificación que usa esta institución. No es el PRMS, en el que se basa CMP para repetir, en cualquier medio donde declara, que los volúmenes de hidrocarburos de la Faja son Recursos Contingentes. Por esto, CMP, también, está pelando y no son mandarinas.

Ustedes podrían preguntarse que tiene que decir Ryder Scott en la «peleita» entre RR y CMP. Creo que nada. No porque Yo la defienda, sino porque esa empresa hizo su trabajo de la misma manera que lo ha hecho en cientos de proyectos alrededor del mundo, como es el caso de La Faja, «certificando» Reservas y Recursos Contingentes a lo que técnicamente deban llamarse como tal. Que RR los haya cambiado todos a Reservas Probadas, eso es otra cosa. Conste que no he trabajado ni trabajaré para Ryder Scott.

Para los que hemos trabajado, poco o mucho, en el manejo de Reservas de Hidrocarburos sabemos que Reservas no es una definición absoluta y que depende de quien sea el interesado puede adoptar una u otra definición disponible. Para tratar de aclarar la «peleita» entre RR y CMP me voy a permitir presentarles 3 definiciones que son las que «rigen» la terminología y cuales son sus implicaciones, pero es la tercera la que prevalece a la hora que se requiera la recomendación de financiamiento de un proyecto de explotación de hidrocarburos:

RESERVAS DE PETRÓLEO Y GAS SEGÚN EL MPPP. VENEZUELA

Las Reservas Probadas son los volúmenes de hidrocarburos estimados con razonable certeza y recuperables de yacimientos conocidos, de acuerdo con la información geológica y de ingeniería disponible y bajo condiciones operacionales, económicas y regulaciones gubernamentales prevalecientes.

El término «razonable certeza» indica un alto grado de confianza de que las cantidades estimadas serán recuperadas.

Nota: Favor ver DEFINICIONES Y NORMAS DE LAS RESERVAS DE HIDROCARBUROS por el Ministerio de Petróleo y Minería en : http://www.minpet.gob.ve/index.php/es-es/servicios/exploracion-reserva-y-tierra#definicione s-y-normas-de-las-reservas-de-hidrocarburos

RESERVAS DE PETRÓLEO Y GAS, SEGÚN EL «PROJECT RESOURCES MANAGEMENT SYSTEM (PRMS)»: son aquellas cantidades de petróleo anticipadas a ser comercialmente recuperables, mediante la aplicación de proyectos de desarrollo, en acumulaciones conocidas, a partir de una fecha dada en adelante bajo condiciones definidas. Las Reservas deben satisfacer cuatro criterios: descubiertas, recuperables, comerciales y remanentes (a partir de la fecha efectiva de evaluación) basadas en el(los) proyecto(s) de desarrollo aplicado(s).

Nota: el proyecto del PRMS fue patrocinado por:

Society of Petroleum Engineers (SPE)

World Petroleum Council (WPC)

American Association of Petroleum Geologists (AAPG)

Society of Petroleum Evaluation Engineers (SPEE)

Society of Exploration Geophysicists (SEG)

Society of Petrophysicists and Well Log Analysts (SPWLA)

European Association of Geoscientists & Engineers (EAGE)

RESERVAS PROBADAS DE PETRÓLEO Y GAS SEGÚN LA «SECURITY EXCHANGE COMISSION (SEC)». Las reservas probadas de petróleo y gas son aquellas cantidades de petróleo y gas que, mediante el análisis de datos de geociencia e ingeniería, pueden estimarse con certeza razonable para ser económicamente producibles – a partir de una fecha determinada, a partir de yacimientos conocidos y en las condiciones económicas existentes. métodos operativos y regulaciones gubernamentales – antes del tiempo de expiración de los contratos que otorgan el derecho a operar, a menos que la evidencia indique que la renovación es razonablemente cierta, independientemente de si se utilizan métodos deterministas o probabilísticos para la estimación. El proyecto para extraer los hidrocarburos debe haber comenzado o el operador debe estar razonablemente seguro de que comenzará el proyecto dentro de un tiempo razonable.

Como Ustedes han podido ver son tres definiciones con grados diferentes de complejidad, siendo la de Venezuela la más sencilla (válida dentro del Territorio Nacional) y la más compleja la de la SEC (Válida en el Exterior). Cuando digo que la de la SEC es la más compleja, no me refiero a que sea dificil de entender, sino que es la más exigente en cuanto a requisitos. Como vieron, en la definición de la SEC, cada palabra u oración tiene un significado para darle el carácter de Reserva a cualquier acumulación de hidrocarburos que, para su explotación, pretenda solicitar financiamiento a la banca de inversión de los EE.UU. y, por extensión, a la banca de inversión de Europa.

Es en la SEC donde, finalmente, se le da la luz verde a cualquier proyecto de inversión, incluyendo, por supuesto, a un proyecto de explotación de hidrocarburos y es la evaluación de esta institución la que prevalece ante lo que diga Venezuela o el PRMS. Así que si RR hubiera llevado, a la SEC, un proyecto para su financiamiento con un volumen de hidrocarburos sosteniendo que son Reservas Probadas, en las condiciones en que están todos los proyectos nuevos de La Faja, con seguridad, se las hubieran bajado a Reservas Posibles o Reservas Probables. Sin duda, tendría que ir a reparación para septiembre. Como sabemos, ninguno de los 8 nuevos proyectos de La Faja, ni siquiera intentaron pasar por la SEC y de ahí su estado actual, sin finaciamiento. Puesto de otra manera, «muertos antes de nacer».

Nota: La SEC es una institución de EE.UU., cuya función principal es proteger a todos los inversionistas, en especial a los pequeños y medianos de que todo proyecto de inversión que pase por sus manos, incluso uno de hidrocarburos, es «seguro» para invertir. Hago la observación de que la SEC no vio que se venía el Coranavirus, aún así, aplicando sus reglas gran cantidad de Reservas de hidrocarburos pasaron a ser Recursos Contingentes por no ser viables su expotación bajo las condiciones actuales.

Por el lado de CMP, como dije, está «pelao», por todos lados, primero, porque se apoyó en el estudio del 2018, llamado «Project Resources Management System (PRMS). 2018″ para «echarle palo» a RR diciendo que lo que que este incorporó a los libros del Ministerio de Petróleo no son Reservas, sino Recursos Contingentes. Si bien esto es cierto, desde un punto de vista técnico, también, es cierto que el PRMS no es vinculante a los efectos de aprobación de financiamiento de un proyecto por la Banca de Inversión y segundo, si CMP hubiera leído documentos de la «Stock Exchange Comission (SEC)» de los EE.UU. como «MODERNIZATION OF OIL AND GAS REPORTING. Effective Date: January 1, 2010″, «Oil and Gas Reporting Modernization.Modified: Jan. 21, 2010″ y la guía «Oil and Gas Rules Last Update: May 16, 2013″ le hubiera ganado, a lo externo, la «peleíta» a RR. Estos documentos no considerarían las Reservas de La Faja como Probadas, sino como Reservas Probables y, un poco más allá, como Reservas Posibles. Es una regla inviolable que si los elementos plasmados en el PRMS no coinciden con los de la SEC, los de esta última prevalecerán.

Nota: A CMP debo tratarlo con mucho cuidado, porque si no, se comporta como un «alacran miao». Además, saldrían, por allí, a tirarme piedras, algunos de sus defensores.

Para su información, veamos la definición de Recursos Contingentes del PRMS, que usó CMP: «son aquellas cantidades de petróleo estimadas, a una fecha dada, a ser potencialmente recuperables de acumulaciones conocidas, por la aplicación de proyectos de desarrollo, que actualmente no son considerados comerciales, debido a una o más contingencias. Los Recursos Contingentes tienen una posibilidad asociada para su desarrollo. Los Recursos Contingentes pueden incluir, por ejemplo, proyectos en los que actualmente no existen mercados viables, o donde la recuperación comercial es dependiente de tecnología en desarrollo, o donde la evaluación de la acumulación es insuficiente para valorar claramente la comercialidad. Los Recursos Contingentes se categorizan con mayor detalle de acuerdo con el rango de incertidumbre asociado con las estimaciones y deberían ser sub-clasificados con base en la madurez del proyecto y/o el estado económico».

¿Qué se puede sacar de esta definición respecto a La Faja?: Bueno, ninguno de los nuevos proyectos de La Faja tienen un grado alto de madurez, carecen de financiamiento y los precios bajos actuales del barril del petróleo pesado en el mercado mundial. Por solo estas tres razones, en vez de considerar los volúmenes que RR incorporó como Reservas Probadas deben, entonces, llamarse Recursos Contingentes.

Por supuesto, no intento con este escrito que el Ministerio de Petróleo cambie su sistema de gerencia de Reservas, pero lo que si le sugiero es que tenga, para cuando vaya a negociar financiamiento en el exterior, la clasificación de Reservas y Recursos que usan la Banca de Inversión de los EE.UU., la de Rusia, la de China, etc. En la próxima entrega, sobre este tema, les enviaré la clasificación de Reservas y Recursos de los países antes señalados.

Por otro lado, dudo que el Ministerio de Petróleo para complacer a CMP, va a reducir, de sus libros, lo que mantiene como Reservas Probadas y pase a clasificarlas como Recursos Contingentes, aún si las nuevas autoridades del Ministerio de Petróleo se convencieran que lo que hizo RR no era lo técnicamente correcto. Pero de lo que si estoy seguro, es que los que saben y aprueban financiamientos a proyectos petroleros no cambiarían, en lo absoluto, lo que creen ellos que, realmente, tiene Venezuela. No les importa si en Venezuela llamáramos los volúmenes de petróleo de La Faja Reservas Probadas o Recursos Contingentes.

Para todos debe quedar claro que si hubiesen inversionistas interesados en invertir en La Faja, de seguro, contratarían una compañía que haga el mismo trabajo que hace Ryder Scott para que les evalúe un área determinada, aunque no veo razón para desechar el trabajo que hizo Ryder Scott.

Finalmente, para CMP, Ryder Scott no cobró 600 millones de dólares, ni tampoco certificó, «fraudulentamente» la totalidad de lo que El Rojo Rojito incorporó como Resevas Probadas. Probablemente, CMP quiso decir que el costo del Proyecto Magna Reserva costó esa cantidad de dólares, le estoy echando una ayudita. Así como digo esto, también, debo señalar que Ryder Scott si certificó Reservas Probadas, pero una mínima parte en aquellas áreas cercanas a proyectos preexistentes o donde existían pruebas de pozos. Por no tener la cifra precisa, me atrevo a decir que Ryder Scott certificó ente 5 y 6 mil millones de barriles de petróleo de Reservas Probadas. Como ven, esa cantidad no representa una cantidad mayor al 3 % de las Reservas Probadas Incorporadas por el Rojo Rojito. El resto del Petróleo, unos 245 mil millones de barriles de petróleo, Ryder Scott los clasificó como Recursos Contingentes, las cuales serían para la SEC Reservas Probales y Posibles.

Debe quedar claro que las Reservas Probadas que tenga un país productor de petróleo, una empresa mixta o una empresa privada debe cumplir dos propósitos principales: uno, para control interno, en lo que se refiere a las reservas que se producen y las que quedan como remanente y dos, para presentarlas, previamente certificadas por una institución acreditada, para la solicitud de financiamiento ante la banca de inversión y a los evaluadores de la validez de esas Reservas que puedan respaldar ese financiamiento.

Nota: Cualquiera de Uds que requiera copias de los documentos señalados con gusto se los envío por su correo electrónico

Articulo leido aproximadamente 588 veces

www.aporrea.org/energia/a295571.html

 

Post to Twitter

Escribe un comentario