La ilusión venezolana

Por • 8 ene, 2018 • Sección: Educacion

Luis Carlos Martín Jiménez      

Este ensayo se divide en tres apartados, el primero tratará de la idea de ilusión, el segundo de la idea de Venezuela y el tercero de la ilusión venezolana (desde el ámbito ceremonial, el historiográfico o bien el político).

Uno de los fastos más espectaculares sobre las celebraciones bicentenarias fue el que se llevo a cabo en Venezuela conmemorando el 5 de Julio de 1811, porque, se dice, entonces se declaró la independencia. Pero si preguntamos ¿quién la declara? ¿a quién afecta esa independencia? ¿contra quién se declaran independientes? ¿cuánto dura la independencia proclamada? o sencillamente: ¿por qué se declara la independencia?, la confusión es evidente; pero también «objetiva», es decir, deriva de los procesos mismos y de las ideas involucradas en ellas. Una de las respuestas a estas preguntas es la que se «representó» el 30 de julio de 2011 con el desfile bicentenario (añadido al oficial del 5 de Julio de 2011); lo que nos proponemos en esta ocasión es clasificar esta respuesta y ver qué significa, es decir juzgar o distinguir los componentes reales de los ilusorios (por aparentes y falaces o bien por posibles y esperanzadores).

Inmediatamente se podría preguntar: ¿y por qué nos mantenemos en el ámbito filosófico más que científico para juzgar la cuestión o el problema? Es decir, ¿por qué no se plantea el problema como un problema científico? ¿es que los historiadores no pueden de buena fe situarse, aunque sea por un momento, al margen de ideologías políticas o creencias religiosas y desde una posición neutral juzgar los hechos? O por el contrario, ¿no ocurrirá que el pasado, inexistente ya, se proyecta desde el presente político a la vez que se construye la identidad de los sujetos, llegando a los extremos que narra Orwell en 1984, donde se llegaba a romper la propia estructura racional del sujeto que termina sumando 2 + 2 = 5?

Se trata de tocar sumariamente (por no decir apresuradamente) las ideas de ilusión, de Venezuela y sus conexiones. Sigue en….

El Catoblepas • número 118 • diciembre 2011 • página 3

http://www.nodulo.org/ec/2011/n118p03.htm 

Post to Twitter

Escribe un comentario