Confrontación de doce tesis características del sistema del Idealismo trascendental con las correspondientes tesis del Materialismo filosófico

Por • 16 nov, 2019 • Sección: Filosofía

Gustavo Bueno

 (*) El texto que aquí se publica es una reconstrucción de la intervención que al autor le correspondió llevar a cabo en los IX Encuentros de Filosofía en Gijón (9 de julio de 2004). La intervención tuvo la forma de «conferencia expuesta» (no leída); por lo que en esta reconstrucción se ha optado por mantener el «género literario», más próximo al del ensayo (descargado de todo aparato doxográfico erudito) que al de la «memoria» estrictamente académica.

Introducción ¿Qué es lo que estamos conmemorando?

Nuestras primeras palabras, en esta conmemoración del segundo centenario de la muerte de Kant, sean de reconocimiento a su condición de astro de primera magnitud en el horizonte de la historia del pensamiento occidental.

Con este reconocimiento no hacemos otra cosa sino sumarnos al que expresa la inmensa mayoría de quienes, durante el presente año de 2004, conmemoran en todo el mundo este centenario.

  1. Y el contenido principal de nuestro reconocimiento es el de la actualidad de Kant, el reconocimiento de su presencia en nuestro mundo, el mundo de la globalización, ideológicamente orientado hacia el pacifismo perpetuo, con el ideal supremo de las democracias homologadas, así como del progreso indefinido de las ciencias y de la tecnología.

Podría afirmarse que la presencia de Kant, en el siglo XXI, es más inmediata que la que pudo tener en los siglos XIX y XX, hasta la caída del nazismo y de la Unión Soviética. La presencia de Kant, durante los siglos XIX y XX, habría estado, por decirlo así, mediatizada por los nuevos principios que fueron abriéndose a través de Hegel, Comte y Marx; y en su proyección concreta en el siglo XX, del nazismo, la tecnocracia y el comunismo soviético, respectivamente. Pero una vez que el nazismo y el comunismo han caído, y una vez que las tecnocracias, y la idea del progreso que ellas implicaban, han sido reducidas a límites más estrechos, Kant recupera la hegemonía. Por ello, cuando conmemoramos la muerte de Kant, no lo hacemos en nombre de su memoria, sino en nombre de la percepción de Kant que el presente comienza a tener.

  1. El reconocimiento de la actualidad de Kant va ligado, por tanto, a la idea de que Kant es el punto de cristalización de las ideologías de la época moderna, que revolucionan el orden antiguo: de la Ilustración, de la Democracia y de la Ciencia.

Sigue en…

El Basilisco, 2ª época, nº 35, 2004, páginas 3-40

http://www.filosofia.org/rev/bas/bas23501.htm  

Post to Twitter

Escribe un comentario