«Nociones de Filosofía de la ciencia de Juan David García Bacca»

Por • 11 ene, 2021 • Sección: Filosofía

Judith Kristoffy

Podríamos hablar mucho de García Bacca como filósofo de la ciencia. Su estadía en Zurich, y Munich (donde estudia con el físico Sommerfeld) le permitieron conocer los últimos desarrollos de la ciencia física y reflexionar sobre los problemas teóricos que esta planteaba. Estudió la física y la matemática para ampliar sus conocimientos, y para estar al tono con el tiempo histórico que le toca vivir, sin querer llegar a ser un especialista más bien utilizándolos e insertándolos en un pensamiento más general. Los temas de la Ciencia van a ser tratados de modo peculiar, con una interpretación filosófica profundamente original que no se inscribe en el ámbito propugnado por el Círculo de Viena o el positivismo lógico. Su tesis doctoral en la Universidad de Barcelona versa sobre la estructura lógico-genética de las ciencias físicas y presenta aportaciones novedosas de teoría de la ciencia. Estas ideas las ampliará considerablemente a lo largo de varias obras, pero cristalizan en su tratado cumbre Teoría y Metateoría de la Ciencia, (dos volúmenes) publicado por la Universidad Central de Venezuela en 1977.

En el año académico 1953-54 dictó un curso de “Filosofía de las Ciencias” en el Instituto Pedagógico de Caracas. Sus explicaciones fueron grabadas, y después de una revisión global, mimeografiadas. En el año 1956-57 volvió a dictar el curso, por eso el Instituto editó este material. Comienza diciendo en la primera clase: “La Filosofía de las Ciencias puede estudiarse o enfocarse partiendo de la Filosofía y descendiendo a las Ciencias, sobre todo a las que han mostrado poseer – ya históricamente – en grado eminente esta cualidad, como son las Matemáticas y la Física. También puede enfocarse la Filosofía de la Ciencia partiendo desde las ciencias, y elevándose a una Filosofía más o menos sistemática.”[1]

Consecuente con estas afirmaciones, nuestro autor desarrollará ambas direcciones. En la primera se inscriben muchas obras donde trata estos temas, pero en Teoría y Metateoría de la Ciencia parte de las ciencias, de los distintos modelos lógico-teóricos, para culminar en el volumen II, en una “metateoría”, en una nueva “filosofía cientifacta”, cuyo absoluta novedad queda resumida en la tercera parte del volumen II, bajo “Filosofía Científica”.

Debido a lo extenso del tratado, en esta ocasión sólo me referiré a algunos tópicos de los primeros capítulos del volumen I de esta obra.

El análisis del concepto de Ciencia es el tema central. Según sus propias palabras, en el primer volumen se ha puesto el autor y desea poner al lector dentro de la Ciencia misma, dándole a conocer su estructura; además clasifica según los categoriales de Metateoría las proposiciones de la Teoría de la Ciencia.

Desde los albores de la filosofía el afán de precisar el saber, episteme, ha sido pretensión filosófica. La definición sintetiza la respuesta a la pregunta ¿qué es x? Por lógica elemental sabemos, que la definición es un juicio determinativo, enuncia lo que el objeto formal (definiendum) es, y su función es delimitar con precisión, separar idealmente lo definido de todo lo demás. A lo largo de la historia se intentó delimitar la Ciencia utilizando definiciones de diversos tipos, a veces sin precisar adecuadamente, cuál de ellas ha sido empleada. Por eso, que al definir «Ciencia», se asume, ya consciente, ya tácitamente una postura filosófica. Sigue en…

https://www.ensayistas.org/filosofos/venezuela/g-bacca/congreso/kristoffy.htm

Post to Twitter

Escribe un comentario