La soledad

Por • 18 mar, 2014 • Sección: Internacionales

Guillermo Cieza

El imperialismo existe y sigue jugando en el tablero mundial. No es una fantasía. Quizás esta sea la mejor conclusión de lo ocurrido durante el último mes en Venezuela. Con un pequeño grupo de estudiantes, con el liderazgo de un partido de ultraderecha, minoritario dentro de la oposición; con dinero para reclutar guarimberos y francotiradores, con actos de violencia y terroristas localizados en barrios de clase media y media alta, se pretendió dar un golpe de Estado. Y Estados Unidos no solo lo apoya y lo financia, sino que pone a disposición toda su artillería de guerra de cuarta generación intentando desestabilizar el país.

Esa artillería de guerra comunicacional puede hacer creer que en un país donde el 91% de sus habitantes rechaza las guarimbas y los actos de terrorismo, quienes participan en estos actos son apóstoles de la libertad y la democracia y cuentan con apoyo de la sociedad. Hoy sabemos hay 82 periódicos latinoamericanos, que son parte de la SIP que han acordado sacar una pagina diaria para atacar a Venezuela, demostrando que allí hay una guerra civil.

Alguna vez desde la izquierda argentina se ha cuestionado las alianzas tejidas por Chávez que entre otras cosas permitieron rechazar el ALCA, construir la UNASUR y la CELAC. El razonamiento que sustenta esta críticas es que quien hace acuerdos diplomáticos con gobiernos neodesarrollistas como el de Brasil, Argentina y Uruguay, o quien se atreve a compartir espacios con gobiernos como el de Perú o Colombia, seguramente comparte una orientación capitalista.

Cuando suceden hechos como los de Venezuela en el último mes, podemos advertir que, por suerte, algunos de nuestros izquierdistas no han llegado al gobierno. Sin lugar a dudas la votación en la OEA, y la decisión de UNASUR han sido muy útiles para dificultar los planes yanquis. La construcción de anillos de alianzas, uno mas cercano, el Alba, otro intermedio, el MERCOSUR, otro mas amplio, UNASUR y otro mas difuso, CELAC; mas toda la política internacional de Alianza con China, Rusia e Irán, constituyen una extraordinaria ingeniería defensiva que por el momento han impedido una intervención extranjera.Detrás de esa concepción geopolítica existe un largo aprendizaje que es parte de nuestra historia nuestramericana. El país sudamericano mas progresista y avanzado del siglo XIX, Paraguay, supuso que el aislamiento era una garantía para la supervivencia y pagó su ingenuidad con la destrucción de su proyecto y una masacre que le costó las 4/5 partes de su población masculina.Simon Bolívar advirtió con mucha lucidez que el único destino posible de America estaba en su capacidad de unirse.

El socialismo es un sistema mundial. No es posible construir el socialismo en un solo país. Esta sentencia por vieja, no es menos vigente. En buena parte el drama de Venezuela, es el drama de su soledad. ¿Como avanzar en un proyecto socialista cuando al repasar los apoyos que comparten esa orientación, debe limitarse a Cuba y a Bolivia? ¿Como avanzar, cuando incluso hay una parte de la militancia socialista del continente, no solo desechan el apoyo a la experiencia de esa orientación mas avanzada en America del Sur, sino que festejarían íntimamente su fracaso, porque demostrarían que tienen razón en sus elucubraciones? Quien ha leído con atención el Diario del Che, puede percibir como a lo largo de sus páginas, su autor va percibiendo la construcción de un cerco que se propone aislarlos y hacer fracasar su epopeya. El cerco sobre Venezuela esta construido por los mismos intereses que liquidaron al Che. Cuando el Che fue asesinado se extendió el dolor de los pueblos, pero también es cierto que una parte de la izquierda festejó íntimamente su caída. Ellos caracterizaban al Che, como un hombre peligrosos, un rebelde que no cumplía las normas del” pensamiento científico” para hacer una revolución.

El proceso bolivariano ha puesto algunas verdades sobre la mesa. “Nuestra Patria es América”. Si la patria americana, no es socialista, o esta en proceso de serlo, no es una responsabilidad de Venezuela, sino de lo que hemos hecho o dejado de hacer los militantes con vocación revolucionaria. El gobierno venezolano por cuestiones de supervivencia ha tejido alianzas con gobiernos que distan muchos de ser revolucionarios. Ahora acaba de festejar la asunción al gobierno de Michel Bachelet, quien seguramente jugará en el plano internacional un papel menos lastimoso que el que jugaba Piñera. Pero el ejemplo de Venezuela, no nos esta diciendo que construyamos gobiernos como el de Bachelet, el de Cristina o el de Dilma. Nos esta diciendo, en palabras de Chávez: “si queremos Patria, debe ser socialista.

* Guillermo Cieza militó en los años 70 en las Fuerzas Armadas Peronistas y el Peronismo de Base. Es actualmente integrante del Frente Popular Darío Santillán-Corriente Nacional y miembro de la Brigada Eva Perón en Venezuela. Autor, entre otros libros, de “Borradores sobre la lucha popular y la organización” y de la novela “Estado de Gracia”.

http://frentepopulardariosantillan.org/venezuela-la-soledad-por-guillermo-cieza-desde-venezuela/?utm_source=rss&utm_medium=rss&utm_campaign=venezuela-la-soledad-por-guillermo-cieza-desde-venezuela

18-03-2014

http://www.rebelion.org/noticia.php?id=182171

Post to Twitter

Etiquetado con: , , , , , , , ,

Escribe un comentario