Qué hay detrás de la intención de EEUU de designar a los carteles mexicanos como terroristas

Por • 1 dic, 2019 • Sección: Internacionales

Por Daria Iafiasova

30.11.2019. Mientras se discute qué tan probable es que Washigton intervenga en México bajo el pretexto de la lucha antiterrorista, ha de pensar en cómo y para qué podría usar EEUU este caso en su política interior y exterior y cuáles son las amenazas para México. Sputnik le trae los pormenores en un análisis realizado junto con el periodista Óscar Balderas.

El 26 de noviembre el  presidente de EEUU, Dodald Trump, anunció que el Gobierno norteamericano planteaba designar como «grupos terroristas» internacionales a los carteles narcotraficantes mexicanos por su papel en el tráfico de drogas y personas.

«Estamos perdiendo a 100.000 personas al año por lo que está sucediendo y lo que está viniendo desde México», dijo y subrayó que había estado trabajando con el tema de los narcocarteles del país vecino los últimos 90 días.

«Saben, la designación no es tan fácil, se tiene que pasar por un proceso y estamos bien metidos en ese proceso», comentó.

De qué carteles mexicanos se trata

La iniciativa estadounidense abarca en concreto tres organizaciones criminales mexicanas: el Cartel Jalisco Nueva Generación, el Cartel Noreste (facción de los Zetas) y los Metros que salió del Cartel del Golfo. De ser aprobada, van a considerarse terroristas por parte del Gobierno norteamericano junto con tales organizaciones como Al Qaeda, Boko Haram o el Estados Islámico, todas prohibidas en varios países del mundo.

Cuál es el proceso de designación como terroristas a los carteles

De hecho, la propuesta de cambio legislativo respecto los grupos narcotraficantes mexicanos ha permanecido en el Congreso los últimos siete meses, es decir, antes de la masacre a la familia mormona LeBarón, así como antes del intento fallido de captura del hijo del ‘Chapo’, Ovidio Guzmán, en Culiacán. La inicitiva pertenece a Mark Gree y Roy Chip, ambos del Partido Republicano, igual que el mismo presidente.

Actualmente el proyecto de ley está en el Comité Judicial de la Cámara de Representación y ya cuenta con el apoyo de nueve representantes del flanco republicano, no obstante, para ser aprobada le falta pasar por el Senado.

Según el periodista mexicano Óscar Balderas, experto en seguridad, entrevistado por Sputnik, Donald Trump fue del todo consciente al escoger la aprobación del proyecto a través del Parlamento, aunque tuvo otra opción.

«El presidente Trump no está ocupando la ruta rápida para llegar a esta reclasificación que es el decreto presidencial. Lo está haciendo a través de la ruta más lenta, que es la ruta tradicional, la que parte de la aprobación por la Cámara de representantes y el Senado», comentó. La razón son las elecciones presidenciales que le esperan al mandatario actual el próximo año.

«Lo hace largo porque él necesita alargar este discurso de que México es un Estado fallido para poder llevarlo a su campaña presidencial de reelección y apelar al voto duro del Partido Republicano que le exige que sea duro con la frontera mexicana y que además construye el muro», argumentó Balderas.

Cuáles son las leyes estadonidenses que abarcan el tema de terrorismo

La lucha antiterrorista, dentro y fuera del territorio norteamericano, se regula por dos leyes vigentes. La primera fue aprobada en 1996 durante el Gobierno de Bill Clinton y se llama Ley Pública 104-132, también llamada Ley Contra el Terrorismo, Ley Antiterrorista y de Pena de Muerte. Le otorga facultades al Gobierno para intervenir a cualquier país que represente una amenaza para la seguridad nacional de EEUU. Basándose solo en esta ley, Donald Trump podría emitir una declaratoria en donde reconoce que México no coopera plenamente con la labor antiterrorista norteamericana y con este pretexto intervenir en el territorio mexicano sin necesitar la autorización del propio país.

La Ley Patriota es la segunda legislación en este marco. Fue promovida por George Bush después de los atentados terroristas del 11 de septiembre de 2001 y llegó a ser la base jurídica para la intervención militar en Irak. Siendo de carácter extraterritorial y de jurisdicción internacional, incluye en el marco de delitos que, según EEUU, afectan la seguridad nacional tales como el lavado de dinero, el fraude, el terrorismo etc. Así, el Título III se refiere a la financiación del terrorismo a través del lavado de dinero y activos y actividades criminales con respecto a bancos, empresas y corporaciones transnacionales.

Sin embargo, las declaraciones de Trump sobre la posibilidad de que los narcocarteles mexicanos se equiparen con terroristas ya han producido toda una polémica. De acuerdo con Óscar Balderas, una organización terrorista es aquella que conduce un acto ilegal para pulverizar un Estado e instaurar una ideología, política o religiosa, y lo hace através del caos y del miedo.

«Los carteles de las drogas realizan actos ilegales para infundir miedo y caos, no lo hacen con el fin de imponer una agenda ideológica, lo hacen para masificar las ganancias…En este sentido, actúan más como empresa capitalista laboral que como una organización extremista, digamos, yihadista, política extrema, a la hora de operar, por eso yo digo que [el termino terrorismo] se aplica hasta la mitad del concepto. La otra mitad yo no la aplico a los carteles mexicanos», comentó.

Qué implicaciones tiene la designación como terroristas a los carteles mexicanos

Una vez sea aprobado el proyecto de la ley:

  1. EEUU obtiene el derecho a confiscar o bloquear los activos relacionados con los carteles.
  2. Ninguna persona física o moral estadounidense les podría proporcionar «apoyo material o recursos».
  3. Se les prohíbe a los integrantes de dichos carteles la entrada en el territorio estadounidense.
  4. Se incrementa la capacidad del Gobierno de ir tras los sospechosos de estar apoyando a los carteles, incluyendo quienes les proporcionen entrenamiento, transporte o apoyo financiero.
  5. Las opercaiones militares contra narcoterroristas en cualquier territorio se consideran de legítima defensa en violación de la soberanía mexicana.

Cómo impactaría en EEUU y México la posible designación

Efecto económico: una de las consecuencias más peligrosas para México

Existe un gran riesgo de que con la aprobación de dicha ley el atractivo del país para los inversionistas extranjeros, especialmente los de EEUU, se vea afectado, subraya Óscar Balderas, dado que cuando una organización es incluida dentro de la lista de terroristas, una de las consecuencias de eso es que ninguna empresa, ninguna persona física o moral puede hacer negocios con esta organización sea de forma directa o indirecta.

«Incluso las personas dentro del territorio de EEUU que hacen negocios con carteles podrían ser juzgadas como terroristas», añadió.

Esto parece ser claro y lógico porque la posibilidad de que alguien quiera tener negocio con un cartel es casi nula, pero la realidad mexicana resulta ser más multifacetica. Como ejemplo, Balderas propuso el negocio del aguacate, cuyo comprador más grande fuera de México es EEUU. El periodista comentó que muchas comunidades agrícolas en México ubicadas en el estado de Michoacán se benefician de este comercio, especialmente del evento norteamericano SuperBowl.

«Prácticamente viven todo el año de la compra del aguacate. Pero también es ampliamente conocido que estas empresas están sujetas a los distintos campos de las drogas, principalmente el Cartel de Jalisco Nueva Generación y los Caballeros Templarios. Estas empresas producen aguacates, lo cultivan, lo siembran, lo empaquetan y a la hora de sacarlo a la venta deben de pagar lo que en México decimos el derecho del piso, una extorsión», explicó.

Es decir, los carteles obtienen dinero a cambio de no arruinar el negocio, no secuestrar, no matar a la familia.»Como no hay ley, no hay cuotas de seguridad confiables que puedan apoyar a estos productores o que están con los mismos criminales, y las empresas terminan pagando este crimen organizado. Si de repente una legislación en EEUU dijera «la empresa X le pagó al cartel, entonces esta empresa ya no podría vender aguacates porque se considera una especie de aliada para los carteles». Ya son catalogadas como terroristas pero no lo son. Simplemente están pagando impuestos al crimen porque están obligados hacerlo, si no, los matan», añadió.

Balderas enfatizó que el ejemplo de la industria de aguacates no es el único. En igual situación se encuentran las comunidades que se dedican a la pesca, producción de limón etc y «porque francamente todas las industrias de México pagan algún tipo de extorsión al crimen organizado».

«Eso es una de las consecuencias más peligrosas de calificar los carteles mexicanos como terroristas», concluyó.

Habrá o no una intervención militar

Uno de los temas que más se discuten y, parcialmente, se especula respecto al tema es la posibilidad de intervención militar.

«De hecho, le he ofrecido [al presidente de México, Andrés Manuel López Obrador] que nos deje ir y limpiarlo y él, hasta ahora, ha rechazado la oferta. Pero hasta cierto punto, algo tiene que hacerse», fue el comentario principal del presidente Trump.

A su vez, el mandatario mexicano, Andrés Manuel López Obrador, subrayó en calidad de respuesta que su país no aceptará una intervención directa de Estados Unidos si Washington catalogara a los carteles del narcotráfico como grupos terroristas.

«Nuestros problemas los vamos a resolver los mexicanos. No queremos la injerencia de ninguna potencia extranjera. Hay autodeterminación de los pueblos, no somos vendepatrias», declaró en una de sus ruedas de prensa matutinas.

Según el periodista Balderas, es muy poco probable que EEUU recurra a esta medida dado el carácter de las relaciones que mantienen ambos paises entre sí.

«Si esta organización terrorista  [que entró en la lista negra de EEUU] está dentro de un país aliado de EEUU, entonces lo que viene es la cooperación. Hay mayor flujo de recursos para poder comprar para este país tecnología, aparatos, todo lo que se refiere a inteligencia militar, una serie de capacitaciones de asesoría para cuerpos de seguridad del país. Cuando está en el país enemigo, entonces, vienen las sanciones. Lo que sigue puede ser desde imponer aranceles y detener las importaciones, hasta las más fuertes», explicó.

Para Balderas, México no se considera por Washington como un país enemigo, sino en términos estrictos un aliado estratégico comercial «por eso lo que seguiría o lo que uno esperaría es que lo más probable sería más bien una agenda de cooperación, incluso con Donald Trump que ha sido bastante agresivo con México».

«Él no habla de invasión como un castigo, habla de una participación en cooperación por eso yo creo que la invasión militar de México en este momento es la última opción», concluyó.

Aplicación de la ley antiterrorista como medida de presión contra México

«Si me pregunta si esto [catalogar a los carteles mexicanos como terrorista] podría ser una medida de presión para que el Gobierno de EEUU saque un mayor benefecio de negociar el T-MEC, yo creo que sí», respondió a la pregunta de Sputnik el experto.

«Yo creo que Trump podría estar ocupando esta posición para poder decir al Gobierno mexicano:  «Okey, no vamos a clasificarlos como terroristas, abrimos las posibilidades de más aranceles o de cantidad de exportación, pero entonces necesito que haya otro tipo de retribución económica para EEUU», porque supuestamente EEUU estaría gastando recursos en asegurar su frontera», dijo.

Según Balderas, hasta el hecho de que el proyecto de ley se examine por la Cámara de Representantes y el Senado y no se establezca por el propio presidente evidencia la intención de Trump de negociar este asunto y así sacar beneficio.

«Por eso yo creo que finalmente va a ocuparse de este tema para presionar el tratado comercial a favor de EEUU», comentó hablando del tratado que de momento ha sido ratificado solo por la parte mexicana.

Ebrard y AMLO: cómo les afectará el caso de los narcoterroristas

 

Para la escena política interior de México esta situación también podría provocar ciertos cambios. Así, Óscar Balderas hizo hincapié en que fue el canciller Marcelo Ebrard a quien López Obrador ordenó realizar una «plática de alto nivel para frenar esta iniciativa del presidente Trump».

«En general el secretario de Estado mejor evaluado de México es el canciller Marcelo Ebrard. Es un tipo muy hábil, un político con mucha experiencia en México, diría que incluso es un tipo de los que no quieren al presidente», añadió.

El periodista recordó que también fue Ebrard quien logró desactivar las amenazas de aranceles a México. «Si no, México no habría detenido la caravana de migrantes, él logro esto. Ahora está tratando de desactivar esta bomba para México y lo logrará», dijo.

A su vez, el tema de cómo se verá afectada la imagen del presidente no parece ser tan clara. Por un lado, Balderas opina que AMLO podría salir fortalecido de esta situación como el mandatario que defendió la soberanía nacional, que no se paró frente a Donald Trump y «no se dejó intimidar por el ocupante de la Casa Blanca». Sin embargo, por otro lado y siempre teniendo en cuenta que el líder estadounidense es una persona muy impredicible, la situación puede no salir a favor de México.

«El presidente López Obrador podría sufrir una gran derrota de su imagen pública por no lograr tener la viabilidad política para resolver esta situación y además eso se suma a una caída de su popularidad», comentó.

A pesar de que AMLO comenzó su presidencia con un alto porcentaje de aprobación y, de hecho, lo sigue teniendo a un alto nivel, la dinámica en sí tiene un carácter decadente.

«Yo creo que una derrota de este tamaño podría significarle una pérdidad de unos 5 a 10 puntos de aprobación y no puede darse el lujo de perder estos puntos porque le quedan cinco años», concluyó.

https://mundo.sputniknews.com/politica/201911301089488424-que-hay-detras-de-la-intencion-de-eeuu-de-designar-a-los-carteles-mexicanos-como-terroristas/

Post to Twitter

Escribe un comentario