América Latina y las infraestructuras

Por • 6 oct, 2011 • Sección: Nacionales

ALFREDO TORO HARDY

Como lo demuestran los casos de China e India la inversión en infraestructura puede hacer una gran diferencia. Los niveles de vida en China, medidos a través del PIB per cápita, superaron a los de India hace más de quince años. Desde entonces la economía china ha crecido dos veces más rápido que la de India y su PIB es el doble. La explicación que usualmente se da es la brecha en gastos en infraestructura: hasta 2008 China había dedicado un 9% de su PIB a este rubro comparado contra un 3,6% por parte de India (Graefe and Alexeenco, Econ South, Volum. 10, Núm. 2, Second Quarter 2008).

¿Cómo se encuentra América Latina en este campo? De acuerdo al Banco Mundial las posibilidades de reducción de pobreza, crecimiento económico y competitividad en la región se ven limitadas por su inadecuada inversión en infraestructura. Si la región invirtiera lo que Corea (que representa un porcentaje promedio dentro de los tigres asiáticos), el crecimiento per cápita podría incrementarse en un 4% mientras la desigualdad social podría reducirse entre un 10 y un 20%. Para ello debería invertirse alrededor de un 4% del PIB en infraestructura durante 20 años (Fay y Morrison, Infraestructura en América Latina y el Caribe, Banco Mundial, Bogotá, 2007).

América Latina redujo drásticamente su inversión en infraestructura durante los noventa, producto de las imposiciones del FMI que prescribía el traspaso de estos gastos al sector privado. La inversión pública en infraestructura entre 1980 y 1995 había sido del 3,7% del PIB en las seis mayores economías de la región, pero descendió a 0,8% durante el período 1996-2001. Durante ese mismo período la inversión privada en dichos países aumentó del 0,6% al 1,4 del PIB. En otras palabras la inversión total (incluyendo la pública y la privada) pasó de 3,7 a 2,2% (Fay y Morrison, 2007).

De acuerdo a la información disponible para el período 2011-2015, las inversiones públicas previstas en América Latina en materia de infraestructura son de 450 millardos de dólares, lo que equivale al 2% del PIB regional (CGLA/Infraestructure Report, april 2010). Si ello llegase a ser complementado por el sector privado con un 1,4% -cifra invertida por éste entre 1996 y 2001- estaríamos todavía por debajo del 4% del PIB recomendado por los especialistas como cifra adecuada. Sin embargo, tal porcentaje de inversión privada está muy lejos de ser factible pues dicho sector se ha alejado de las inversiones en infraestructura en América Latina.

Así las cosas, mientras China invierte actualmente 10% de PIB en infraestructura e India lo elevó a 6%, América Latina no superará en mucho el 2%. Es obvio que con una inversión tan raquítica como esta, la región está desperdiciando grandes oportunidades de desarrollo. Ello resulta tanto más injustificable cuanto que atravesamos por un período de vacas gordas como resultado del incremento en el precio de nuestras materias primas. Si no lo invertimos ahora para luego será tarde.

http://www.prensaescrita.com/adiario.php?codigo=AME&pagina=http://www.eluniversal.com

Post to Twitter

Etiquetado con: , , , , , , , ,

Escribe un comentario