Caso Joaquín Pérez Becerra obliga a la izquierda revolucionaria venezolana a reflexionar

Por • 26 abr, 2011 • Sección: Nacionales

Francisco Sierra Corrales

La forma como ha sido extraditado Joaquín Pérez Becerra, sin ton ni son, sin oír razonamiento alguno, ante el petitorio si se quiere el ruego de la izquierda reconocida tanto nacional como internacionalmente y sobretodo el no tener el valor para dar la cara y decir razonadamente que si lo iba a extraditar a Colombia; simplemente la extradición se dio, y todavía estamos esperando la respuesta.

Independientemente de las conjeturas, validas, que surjan sobre el tema, que da la impresión de ser cierto lo que dice la derecha sobre el narcotraficante Makled, que al parecer como que es muy valioso ya que vale entregar a la resistencia Hondureñas o claudicar ante la condena golpista, golpe dado al ALBA, precisamente; y ahora vale también entregar a un persona que no tiene ningún delito, pero tienen una página web, que gracias a esa página web, el régimen narcoparamilitar Colombiano es desenmascarado ante los pueblos de Europa, y eso le duele mucho a la oligarquía Colombiana. Aunque Joaquín dice que él no es el director de esa página web (ANNCOL), pero para el gobierno si lo es, y ese es precisamente el gran delito.

Independientemente de esas conjeturas, validas repito, por falta de un ejecutivo que aclare estos asuntos transparentemente como lo debe ser un gobierno que se asuma como revolucionario. El hecho de entregar a un revolucionario al gobierno narcoparamilitar Colombiano implica que las cosas andan mal por el lado de la izquierda, el líder y su equipo, ya no es de fiar; y lo correcto es tomar una actitud más crítica y menos genuflexa en torno al Comandante. Es justo y necesario, para asumir este tipo de conducta se requiere madurez y claridad, pero dejar de darle un cheque en blanco a Chavez, ahora, es lo correcto.

Y no es porque tengamos simpatías por las FARC, que si las tuviéramos, no sería nada malo, peor es tener simpatías y hacer pactos con el narcoparamilitarismo o el terrorismo de estado colombiano que es lo mismo que decir terrorismo yanqui o sionista; pero Joaquín Pérez Becerra, es la gota que ha rebasado el vaso.

Es que es el “adelanto” de las elecciones y nada de revisión, rectificación y reimpulso al cuadrado, una política económica neoliberal y no socialista; a la par que se es implacable con la resistencia armada colombiana (Para nada terrorista), se es débil y permisivo con la derecha golpista; eso no es de revolucionario.

Para concluir propongo una pre-candidatura de honor, que enfrente a Chavez en lo interno del PSUV y del polo patriótico que impulse una dirección colectiva y no personalista y que reafirme los principios establecidos en el espíritu del 27-F, que cada día la burocracia, con Chavez a la cabeza se aparta mas de esa línea y nos conduce hacia una socialdemocracia, hacia un reformismo.

La nulidad, por acción popular, de una sentencia de la sala constitucional que convalida la renuncia del país a la soberanía judicial y somete a arbitraje de la CIADI, casos como el de la EXXON, BANDAGRO y hasta la golpista INTESA, ya se apresta a demandar a la nación, esta sentencia niega un logro de la constitución del 99 y formante parte del espíritu del 27-F, cual es la soberanía judicial. El otro punto que pudiera servir de arranque para conformar un espacio disidente a Chavez, y por supuesto, siempre dentro de la izquierda, quien se está saliendo es él, sería una nueva ley orgánica del trabajo revolucionaria.

http://www.aporrea.org/actualidad/a122132.html

Post to Twitter

Etiquetado con: , , , , , , , , ,

Escribe un comentario