Chávez, Santos y las FARC

Por • 25 nov, 2011 • Sección: Nacionales

ROCIO SAN MIGUEL

El lunes próximo, 28 de noviembre (28N), se espera la visita del presidente de Colombia, Juan Manuel Santos a Venezuela, en el marco de un escenario de relaciones entre ambos países que ha mejorado sustantivamente, con el ascenso al poder del Presidente colombiano en 2010.

Seguridad y comercio serán los temas centrales de la cumbre. Por lo pronto, si logra la mayoría de objetivos en cuatro años (2010-2014), Santos no irá a la reelección. Así lo ha manifestado esta semana en Londres. Como también develó desde la capital británica, que tiene un acuerdo con el presidente Hugo Chávez para capturar a Rodrigo Londoño, alias «Timochenko», en el caso de encontrase en Venezuela, compromiso extensivo a cualquier jefe de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) que se encuentre en territorio nacional.

¿Qué tienen en común estos dos aspectos y cuál es su significado de cara a la cumbre presidencial colombo-venezolana del 28N? La revelación efectuada por Santos, referida a un acuerdo que nadie conoce en su texto, re- confirma el fin de la neutralidad de Venezuela frente al conflicto interno en Colombia.

Un asunto que ya había asomado en abril de este año con la detención en Venezuela de Joaquín Pérez Becerra, cabecilla del frente internacional de las FARC y su inmediata entrega a Colombia por parte del gobierno de Chávez Frías. Las razones de este giro del gobierno venezolano en el 2011, después de una década de apoyo político abierto a las FARC, aún están por desentrañarse, lo cierto es que Santos ha guardado sobrada prudencia a cualquier mensaje que pueda ser interpretado por Chávez como presión, pero avanza indeclinablemente en el más importante de los objetivos al frente de su gestión: Firmar la paz en Colombia.

La clave de la cumbre presidencial del 28N en Caracas apunta en esa dirección: El envío de mensajes directos a «Timochenko» a través de Chavez con el contenido y plazo de la ruta para la firma de un acuerdo de paz en Colombia. Está por verse si el mandatario venezolano aceptará este rol discreto que le propone Santos, una paradoja que vuelve a situar a Chávez como mediador internacional, esta vez sin micrófono, para colmo enfermo y concentrado en la campaña electoral más adversa de su vida que puede desalojarlo del poder.

Santos prepara el triunfo militar de Colombia sobre las FARC para el 2012 y solo quiere asegurarse de hacérselo saber claramente a Chávez y la jerarquía de las FARC. Al primero ofreciéndole colaborar en el propósito de firmar la paz o ser visto como obstruccionista con las consecuencias que ello puede conllevar. A las FARC como la última oportunidad de poder exhibir un acuerdo digno frente a la historia o capitular.

http://www.prensaescrita.com/adiario.php?codigo=AME&pagina=http://www.talcualdigital.com

Post to Twitter

Etiquetado con: , , , , , , , ,

Escribe un comentario