Covri: Guyana viola espíritu y letra del Acuerdo de Ginebra

Por • 14 abr, 2018 • Sección: Nacionales

Jennifer Suárez / 11 abr 2018.- El Consejo Venezolano de Relaciones Internacionales (Covri), se dirigió este miércoles a los integrantes del Consejo de Defensa de la nación y la opinión pública, en relación con la solicitud unilateral de la República Cooperativa de Guyana para iniciar un proceso ante la Corte Internacional de Justicia contra Venezuela.

La organización destacó que Guyana “viola claramente el espíritu y letra del Acuerdo de Ginebra de 1966, el cual establece en su Preámbulo que la controversia territorial debe “ser amistosamente resuelta en forma que resulte aceptable para ambas Partes”; y compromete a las Partes en su Artículo I “a buscar soluciones satisfactorias para el arreglo práctico de la controversia”.

“El propio Acuerdo de Ginebra muestra en forma inequívoca, que la controversia es territorial, e incluye aspectos más amplios de justicia, equidad, y moralidad, y no solamente un mero diferendo jurídico como siempre ha pretendido Guyana”, resaltaron.

Covri resaltó que la República de Guyana ha incumplido el Acuerdo de Ginebra “en forma absoluta, permanente y solamente imputable a ella; en clara violación de principios esenciales del Derecho Internacional Público como bona fides y pacta sunt servanda”.

“Por ser los asuntos territoriales de interés vital para la República, Venezuela no puede aceptar que sean sometidos a una decisión obligatoria –arbitral o judicial– de terceros, no porque tengamos dudas de la solidez de nuestros derechos soberanos, sino porque su naturaleza hace que no podamos permitir que exista un riesgo, por remoto que fuera, de que sean desconocidos; tomando en cuenta además los traumáticos e inmorales antecedentes de esta controversia del Esequibo en concreto. En consecuencia, la controversia debe resolverse amistosamente entre las Partes conforme a lo establecido en el Acuerdo de Ginebra, que permita alcanzar un tratado de delimitación bilateral perdurable, el cual también debe cimentar la cooperación y buena vecindad entre ambos países”, explica la organización a través del documento.

Pese a lo indicado anteriormente, la organización no gubernamental Covri detalló varios acuerdos como método de solución ante la demanda realizada por la República de Guyana.

Acuerdos

  1. Instar a la Cancillería venezolana a asumir una actitud más contundente, y convocar a la Embajadora de la República Cooperativa de Guyana en Venezuela, Sra. Cheryl Miles, para entregarle una Nota de Protesta por la actitud inamistosa y provocadora de su Gobierno, el cual ha acompañado su demanda unilateral ante la Corte Internacional de Justicia con otras acciones inaceptables; como las declaraciones de su Canciller, Carl Greenidge, quien ha amenazado con ulteriores sanciones a la República que ni siquiera están planteadas en este momento, y ha desplegado una injuriosa campaña internacional afirmando que Venezuela está colocando su soberanía en peligro.

 

  1. Urgir la convocatoria del Consejo de la Defensa de la Nación, como máximo órgano de consulta del Estado venezolano para la planificación y asesoramiento en asuntos relacionados con la soberanía y la integridad territorial de la República, con el propósito de examinar la grave situación planteada y coordinar la actuación de todos los Poderes Públicos en la defensa de nuestros intereses nacionales; así como para acordar la conformación de un equipo nacional de expertos sin distinción ideológica, nombrar a un negociador calificado y de acendrado patriotismo a tiempo completo, y estudiar la idoneidad de contratar asesoría legal externa complementaria, con el propósito de diseñar una estrategia inteligente que permita superar más de una década de errores y encarar la grave situación actual de nuestra reclamación.

 

 

  1. Recomendar como criterio estratégico la falta de competencia de la Corte Internacional de Justicia, ante la pretensión de la República Cooperativa de Guyana de judicializar la controversia, por ser contraria al Acuerdo de Ginebra, cuyo objeto y propósito explícito es la búsqueda de una solución satisfactoria para el arreglo práctico de la controversia en forma aceptable para ambas Partes. Y, por cuanto, Venezuela no ha hecho la declaración de aceptación de dicha jurisdicción obligatoria prevista en el Artículo 36 Numeral 2 del Estatuto de la Corte Internacional de Justicia, ni tampoco ha aceptado formar parte de tratados multilaterales que reconocen la jurisdicción de la Corte, ni puede interpretarse como pretende la República Cooperativa de Guyana en su demanda, que el Artículo IV del Acuerdo de Ginebra puede fundarla, tal como queda demostrado con la ausencia de dicho instrumento jurídico en el Registro General de la Corte.

 

  1. Aconsejar a la Cancillería venezolana y a la Asamblea Nacional la remisión de comunicaciones a empresas y gobiernos que puedan estar involucrados en las concesiones petroleras que la República Cooperativa de Guyana ha venido otorgando en áreas marinas y submarinas del Esequibo en los últimos años, objetando las mismas y solicitando la paralización de sus trabajos a partir del Artículo V Numeral 2 del Acuerdo de Ginebra y el Decreto 1.152 de 1968 sobre Mar Territorial ampliado en 1988 a la Plataforma Continental, privando así a las mismas de seguridad jurídica, como incentivo apropiado que propicie un regreso de Guyana a la mesa de negociación.

 

  1. Alentar a la Asamblea Nacional a interpelar a todos los Cancilleres y Embajadores en Guyana que ha tenido Venezuela desde 2013, y establecer responsabilidades por la grave situación en la que se encuentra nuestro justo reclamo territorial. La torpe “diplomacia de paz” que se ha seguido en los últimos años no ha podido contener la política hostil de Guyana ni persuadir al Secretario General de la ONU a la elección de un mecanismo de solución pacífica de controversias de naturaleza político-diplomática.

 

  1. Proponer a la Comisión Mixta de la Asamblea Nacional para la Defensa del Esequibo y la Fachada Atlántica que solicite una Sesión Especial de la Asamblea Nacional con el propósito de ponderar los últimos actos unilaterales de la República Cooperativa de Guyana –claramente violatorios del Acuerdo de Ginebra–, y visibilizar este grave asunto ante la opinión pública en ejercicio de su competencia de control de la política exterior de Venezuela.

 

  1. Exhortar a la Cancillería venezolana y a la Asamblea Nacional a preparar perentoriamente una misiva al Reino Unido como Parte del Acuerdo de Ginebra de 1966 y como anfitrión de la próxima Cumbre de Jefes de Gobierno de la Commonwealth que tendrá lugar en Londres el 19 y 20 de abril de 2018 –con el propósito de transmitirla al resto de los asistentes-, manifestando la posición de Venezuela en los términos contenidos en la presente Declaración.

 

  1. Recomendar a la Asamblea Nacional, como Poder Público con mayor legitimidad internacional, a incorporar el tema de la controversia del Esequibo en su agenda de diplomacia parlamentaria, explicando la posición venezolana, la inconveniencia de la judicialización de la controversia, y denunciando la violación que ha venido haciendo Guyana del Acuerdo de Ginebra, así como su origen en intereses petroleros.

 

  1. Ratificar de manera expresa los títulos de soberanía de Venezuela sobre la Isla de Anacoco y rechazar categóricamente la intención inamistosa e infundada del Gobierno de la República Cooperativa de Guyana en desconocerlos.

 

  1. Hay que subrayar que la delimitación de las áreas marinas y submarinas entre la República Cooperativa de Guyana y la República Bolivariana de Venezuela, constituye otro asunto fronterizo en el cual la Corte Internacional de Justicia tampoco tiene jurisdicción; el cual sólo podrá ser abordado mediante negociaciones entre ambos Estados cuando sea concluida satisfactoriamente la controversia sobre la frontera terrestre, de conformidad a las reglas del Acuerdo de Ginebra de 1966.

 

  1. Urgir a la Comisión Mixta de la Asamblea Nacional para la Defensa del Esequibo y la Fachada Atlántica, a preparar un proyecto de Ley que fije claramente la Fachada Atlántica que corresponde al Delta del Orinoco y la extienda a 350 millas náuticas e instruir a la Armada Nacional a establecer labores de patrullaje. Esto para enviar un mensaje rotundo a Guyana y al resto de los vecinos: nuestra salida al Atlántico es innegociable.

 

 http://www.noticierodigital.com/2018/04/corvi-republica-guyana-viola-espiritu-letra-del-acuerdo-ginebra/

Post to Twitter

Escribe un comentario