La estafa del crédito chino

Por • 30 oct, 2010 • Sección: Leyes, Nacionales, Opinion

Pablo Hernández Parra , Soberania.org , 28/10/10

Uno de los mayores contratos de entrega y saqueo hecho en la historia del país

 El 16 de septiembre del 2010 la asamblea de diputados “manos arriba” aprobó LEY APROBATORIA DEL ACUERDO ENTRE EL GOBIERNO DE LA REPÚBLICA BOLIVARIANA DE VENEZUELA Y EL GOBIERNO DE LA REPÚBLICA POPULAR CHINA SOBRE COOPERACIÓN PARA FINANCIAMIENTO A LARGO PLAZO. Después de meses esperando que los chinos aprobaran el fulano crédito y empezaran a enviar las neveras, lavadoras, aires acondicionados, cocinas y otras mercancías chinas por un valor de 10 mil millones de dólares -el gran arsenal electoral que el gobierno pretendía utilizar para comprar los votos del 26 de septiembre-, éstos, los chinos desconfiados, vinieron a aprobarlo tardíamente. Ese día Cilia Flores, Presidenta de la Asamblea Nacional, Darío Vivas Velazco, Primer Vicepresidente, Marelis Pérez Marcano, Segunda Vicepresidenta, Iván Zerpa Guerrero, Secretario, Víctor Clark Boscán, Subsecretario, firmaron y aprobaron sin análisis ni discusión el acuerdo que seis días antes había firmado en Beijing la delegación venezolana por instrucciones del súper ministro Jorge Giordani, quien en agosto del 2010 había concretado los términos del crédito. Giordani es, en realidad, el gran arquitecto de esta descomunal estafa. La prensa china informó profusamente de las andanzas de este nuevo crítico de la boligarquía y artífice de la entrega del país. Según dicha prensa:

 

 “En su vista de trabajo a China, el Ministro Giordani cumplió una importante agenda que incluyó reuniones con los Ministros chinos de Planificación, Zhang Ping y de Finanzas, Xie Xuren, con el Presidente del Banco de Desarrollo de China, Chen Yuan, el presidente del Banco Popular de China, entre otros altas autoridades del Gobierno chino… Venezuela y China concretaron la arquitectura jurídica de un financiamiento de Gran Volumen y a Largo Plazo,… Así lo destacó el Ministro del Poder Popular para la Planificación y Finanzas, Jorge Giordani durante la ceremonia de firma  de documentos de financiamiento a largo plazo entre Venezuela y China que contó con la presencia del Presidente de la Junta Directiva del Banco de Desarrollo de China, Chen Yuan, el Viceministro de la Comisión Nacional de Desarrollo y Reforma  Zhang Xiaoqiang, representantes del Ministerio de Relaciones Exteriores de China, Ministerio de Comercio y representantes de las petroleras estatales chinas y por Venezuela, la Embajadora de Venezuela en China, Rocío Maneiro, la Viceministra de Agricultura, Danixce Aponte, el Viceministro de Petroquímica, Asdrúbal Chávez, el Viceministro de Minas, Iván Hernández, la Presidenta de Banco de Desarrollo Económico y Social (Bandes), Edmée Betancourt, además de representantes de organismos y empresas del Estado.” Sección de Prensa, Embavenez Beijing, 23 agosto.2010/

 De que Giordani es el verdadero artífice de esta estafa y entrega, lo confiesa él mismo cuando en sus palabras con motivo del acuerdo declara:

 “ …Hemos concretado la arquitectura jurídica de un financiamiento de Gran Volumen y a Largo Plazo que impulsará el desarrollo de proyectos estructurantes, llamados a tener un impacto socioeconómico directo en el proceso transformador de la Venezuela Bolivariana;… Como Presidente de la Comisión Mixta de Alto Nivel, por la Parte venezolana, me siento orgulloso y satisfecho de los resultados concretos que hoy podemos ofrecer a nuestros pueblos”. Palabras de Giordani en firma de acuerdos en Diaoyutai , Beijing, lunes 23 de agosto 2010

 ¿Qué acordó Giordani con los chinos y que las focas aprobaron sin leer, ni discutir? Analicemos los artículos III, IV y V del acuerdo y se verá la magnitud de la estafa y entrega:

 “ARTÍCULO III

 La cooperación para financiamiento a largo plazo entre Venezuela y China que se describe en el presente Acuerdo se instrumentará de la manera siguiente: el Prestamista extenderá al Prestatario una línea de crédito en dólares estadounidenses por una suma máxima de USD 10 mil millones y una línea de crédito en yuanes Renminbi por una suma máxima de RMB 70 mil millones. El plazo máximo de cada línea de crédito será de diez (10) años contados a partir de la fecha de la firma del acuerdo de línea de crédito correspondiente. La tasa de interés de los préstamos será determinada de común acuerdo por el Prestamista y el Prestatario con base en negociaciones directas y principios de mercado. El pago de la línea de crédito se efectuará tal como se estipula en el Artículo IV siguiente.” (Fuente: LA ASAMBLEA NACIONAL DE LA REPÚBLICA BOLIVARIANA DE VENEZUELA, LEY APROBATORIA DEL ACUERDO ENTRE EL GOBIERNO DE LA REPÚBLICA BOLIVARIANA DE VENEZUELA Y EL GOBIERNO DE LA REPÚBLICA POPULAR CHINA SOBRE COOPERACIÓN PARA FINANCIAMIENTO A LARGO PLAZO, 10/09/2010

 Según este articulo, estamos en presencia de un crédito cuya mitad está atada a la obligación de comprar 10 mil millones de dólares en mercancías chinas. Se trata del mayor endeudamiento parasitario que haya hecho gobierno alguno del país. Este no es más que un vulgar crédito hecho a cualquier comerciante con claros fines demagógicos y populistas que pagaremos no con dólares sino con la mercancía más valiosa del capitalismo en la actualidad: El Petróleo. Adquirir hoy un crédito en baratijas, en bienes de consumo doméstico, para pagarlo con petróleo solo cabe en la cabeza de delincuentes, para los cuales las riquezas del país son simplemente un botín de guerra. Esta negociación solo es posible hacerla por el lumpen que gobierna al país, que como Marx lo describiera en el siglo XIX, y para los cuales sus conocimientos de economía política se reducen a: “Regalar y pedir prestado: a eso se limita la ciencia financiera del lumpemproletariado, lo mismo del distinguido que del vulgar… jamás un pretendiente ha especulado más simplemente con la ingenuidad de las masas”. Carlos MARX. El Dieciocho Brumario de Luís Bonaparte 

 

Pero hay más, el acuerdo es por un mínimo de 10 años y en el mismo no se establece ni la tasa de interés a la cual pagaremos el préstamo y sobre todo a qué precio se cotizará el barril de petróleo con el cual pagaremos el crédito. Los 10 mil millones del crédito en mercancía china, que no llegó a tiempo para el carnaval electoral del 26S, va a ser la base objetiva de la fulana «Tarjeta del Buen Vivir», que ante la derrota electoral sufrida se puede tener la seguridad de que se convertirá en una nueva estafa y escándalo en el país cuando las neveras, aires acondicionados, lavadoras y cocinas chinas provenientes del crédito terminen en los almacenes de chinos, turcos y buhoneros, tal como sucede con los productos de PDVAL, (Pudreval, vulgo dixit). Sigamos con los términos del acuerdo:

 

“ARTÍCULO IV

 El Vendedor, en nombre del Gobierno de la República Bolivariana de Venezuela, venderá petróleo crudo al Comprador (para el año 2010, no menos de 200.000 barriles diarios; para el año 2011, no menos de 250.000 barriles diarios; para el año 2012 hasta la fecha en la que las obligaciones bajo el Acuerdo de financiamiento hayan sido total e incondicionalmente cumplidas, no menos de 300.000 barriles diarios); el Comprador depositará el dinero por la compra del petróleo crudo directamente en cuentas colectoras abiertas y mantenidas por el Prestatario con el Prestamista; la porción correspondiente del dinero que se deposite en las cuentas colectoras se utilizará para pagar al Prestamista el capital, intereses y otros montos adeudados. Las autoridades legislativas y las autoridades ejecutivas venezolanas garantizarán a través del marco legal regulatorio designado, que la estructura de pago antes descrita cumpla las leyes venezolanas”. Fuente: Idem

 En este articulo está el monto y la esencia de la estafa que no tiene comparación con las realizadas en el país en toda su historia y que tal vez se pueda comparar con el cambio del oro y perlas de los aborígenes americanos por los vidrios, espejos y lentejuelas de los europeos durante el saqueo de América en los siglos XV y XVI. Saquemos las cuentas y calculemos el precio del barril a 70 dólares, que es el promedio actual del petróleo venezolano. Según el acuerdo, Venezuela debe pagar “para el año 2010, no menos de 200.000 barriles diarios; para el año 2011, no menos de 250.000 barriles diarios; para el año 2012 hasta la fecha en la que las obligaciones bajo el Acuerdo de financiamiento hayan sido total e incondicionalmente cumplidas, no menos de 300.000 barriles diarios”. Esto significa que: En el año 2010: 200.000 barriles X 365 días = 73.000.000 Barriles. En el año 2011: 250.000 X 365 = 91.250.000 barriles y a partir del año 2012 en adelante: 300.000 X 365 = 109.500.000.

 

 En tres años, al precio de hoy del barril de petróleo, le habremos pagado a china: 273.750.000 barriles que a razón de 70$/b, equivalen a 19.162.500.000 USD. En pocas palabras, en tres años con crudos y derivados que valen más que el dólar, le habremos pagado a China prácticamente la totalidad del préstamo, tomando en cuenta que la mitad del mismo no es en dólares sino en mercancía. ¿A quién se le ocurre, salvo a un lumpen, cambiar petróleo por neveras y lavadoras? Pero resulta que el crédito es por 10 años y no sabemos ni las condiciones del crédito, ni el precio de cotización del barril y ni el acuerdo dice muy claro si el pago que haga Venezuela incluye “la porción correspondiente del dinero que se deposite en las cuentas colectoras se utilizará para pagar al Prestamista el capital, intereses y otros montos adeudados”. Y esto último, indudablemente incluye los anteriores créditos del famoso Fondo chino. Hagamos una proyección a partir del año 2013 al 2019 en que formalmente expira el acuerdo. Según estas cuentas, en esos siete años restantes Venezuela tendrá que suministrarle anualmente a China 109.500.000 de barriles por 7 años equivalentes a 766.500.000 barriles de petróleo, al precio de 70 $/b, sumarian 53.655.millones de dólares. Si a esta cifra le agregamos los 273,750 millones que mandamos en los tres primeros años, al final enviaríamos a China o ella dispondría de 1.040,25 millones de barriles de petróleo que es el equivalente A UN AÑO DE PRODUCCION PETROLERA DE VENEZUELA. En esta cifra se condensa la estafa, la entrega hecha y el costo que se les deja a las generaciones futuras este descomunal atraco. Y ante esta monstruosa estafa, el gobierno engaña y oculta los términos fundamentales del acuerdo y la oposición miserable y complacientemente calla, y juntos organizan el nuevo carnaval electoral de diciembre como preámbulo de la gran farsa del 2012. Mientras no se conozcan los términos reales del acuerdo, mientras no se sepa qué quieren decir con que “La tasa de interés de los préstamos será determinada de común acuerdo por el Prestamista y el Prestatario con base en negociaciones directas y principios de mercado” y cuáles son los ”otros montos adeudados”, el país por obra de unos delincuentes terminará pagando no menos de 72, 81 mil millones de dólares. Jamás unas lavadoras, aires acondicionados y neveras le habían salido tan caras a un país. Pero la estafa no termina allí sino que tiene otros ribetes no menos dañinos que los descritos. La propia prensa de China, cuando el Sr Giordani firmó los acuerdos en agosto del 2010, señalaba que:

 

 «La mayor parte de los proyectos atados a este mecanismo de financiamiento serán ejecutados por empresas Chinas lo que contribuye aun más al fortalecimiento de las relaciones económicas entre ambos países. Igualmente, una parte de este financiamiento utiliza, la moneda China denominada Yuan Reminbí como base para la ejecución de sus operaciones lo que contribuye a la internacionalización del signo monetario de la República Popular China.”

Fuente http://www.venezuela.org.cn/noticias/100823Giordani.html 

En efecto, el artículo IX del acuerdo establece que: “Las Partes promoverán en conjunto el uso del Renminbi entre los Entes Designados por las Partes para el financiamiento y las transacciones comerciales”. De tal manera que el negocio es totalmente redondo para los chinos. De un lado usan su moneda, mejor dicho su papel moneda que no han podido establecer como medio de pago mundial, y nos los imponen para comprar petróleo; y por el otro, la mayor parte del crédito será utilizado para apalancar los proyectos chinos en Venezuela y que están siendo ejecutadas por empresas chinas. Esto es lo que explica, entre otras cosas, la reactivación y la “fiebre del oro” que se ha apoderado de Anaco y del centro del país en el desarrollo de esa mega estafa que se llama el plan ferroviario nacional. De algo pueden estar seguros los venezolanos: el plan ferroviario de Anaco-San Carlos, La Encrucijada- Puerto Cabello y Morón- Acarigua correrán el mismo destino que han corrido todos los planes ferroviarios en el país desde que el capital automotor norteamericano le impuso a Pérez Jiménez el plan de autopista, carro y gandola, enterrando definitivamente el desarrollo vial basado en el ferrocarril. Hágase un repaso de todos los proyectos ferroviarios en el país desde 1960 hasta hoy y se verá que todos tienen un denominador común: han sido vehículos de inmensas estafas. Si se quiere ver el destino del actual plan ferroviario, acérquese a Chivacoa, capital del distrito Bruzual en Yaracuy, y se verá el montón de durmientes traídos de China que, como modernos elefantes blancos, son la lápida y el epitafio del plan ferrocarrilero nacional, estafa que deja como juguete de niño los contenedores de PUDREVAL. De tal manera que el crédito no es más que el mejor negocio que han hecho los chinos en todo el mundo.

 

Nos pagan con su moneda y sus mercancías, con lo que ya obtienen una ganancia adicional.

 Nos compran petróleo, la mercancía más preciada del capitalismo mundial a cambio de papel y baratijas.

 El crédito es para apalancar proyectos que los chinos tienen en el país.

 La mayor parte del crédito será para pagar a empresas y bienes chinos.

 El crédito, en el caso de las empresas mixtas en petróleo y otras áreas, se tomará como inversión de capital chino, de la misma forma que se hizo con el convenio petrolero con Rusia para explotar el Bloque Junín 6.

 Y si toda la anterior estafa no fuera suficiente, el acuerdo además establece en su artículo IV que:

 

“Las líneas de crédito descritas en el Artículo III serán aplicadas para proyectos de envergadura en la construcción de infraestructura, desarrollo social, energía, desarrollo minero y agrícola en Venezuela, de los cuales por lo menos USD 4 mil millones y RMB 70 mil millones van a ser utilizados para proyectos de cooperación emprendidos por ambos países, en virtud de los acuerdos de financiamiento celebrados entre el Prestamista y el Prestatario. Los proyectos de cooperación serán seleccionados en conjunto por las Partes. En la medida que lo permita la Ley y lo acuerden las Partes, parte de las líneas de crédito se podría utilizar en China para proyectos de cooperación entre ambos países.” Idem, subrayados nuestros

Es difícil encontrar en la historia del capitalismo mundial un acuerdo de inversión más servil y lacayo como el firmado por el Sr. Jorge Giordani, atendiendo las órdenes del Comandante en Jefe de la ROBOLUCIÓN. No menos de 14 mil millones de dólares de los 20 del crédito están atados a los intereses del capitalismo y empresas Chinas; y por si fuera poco: “parte de las líneas de crédito se podría utilizar en China para proyectos de cooperación entre ambos países.”.

 De tal manera que los trabajadores, jubilados, excluidos y asalariados venezolanos no solo vamos a pagar por varios años este leonino crédito, sino que de paso también pagaremos inversiones en China que como CITGO, nunca le veremos los beneficios. Y aún este gobierno y el Sr. Chávez tienen el descaro de hablar de soberanía, desarrollo y socialismo cuando están cometiendo una de las mayores estafas hechas contra los trabajadores y habitantes de Venezuela.

Pero si cínica e hipócrita es la conducta del gobierno, no menos cómplice y miserable es la conducta de la llamada oposición que ante tamaña estafa calla y solo habla de los diputados perdidos y de las elecciones del 2012, en el preciso momento que en enero del 2011 se aprestan a cobrar el cheque en blanco que le endosó el pueblo, en el único banco donde se pagan los engaños, promesas y trampas electorales: La Asamblea Nacional y los puestos públicos. Total, si algo aprendieron de los europeos la jauría política que gobierna a Venezuela desde 1830 es que esta es una región para saquearla a nombre del pueblo.

  Vínculo: http://www.soberania.org/Articulos/articulo_5856.htm

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Post to Twitter

Etiquetado con: , , ,

Escribe un comentario