Leopoldo Puchi: China y Venezuela: El rol de Brasil en la nueva guerra fría

Por • 5 ene, 2019 • Sección: Nacionales

04-01-2019. De acuerdo con información del Wall Street Journal, el Secretario de Estado Mike Pompeo se ha propuesto como objetivo incorporar al nuevo presidente brasileño Jair Bolsonaro a la “batalla con China y a los esfuerzos para aislar al gobierno de izquierda de Venezuela”. Las fuentes del diario indican que “la administración Trump esta esperanzada en que el señor Bolsonaro, quien ha sido un fiero crítico de la inversión china en su país, emergerá como un poderoso aliado contra China”.

De estás dos líneas de trabajo, ya está claro que Bolsonaro está dispuesto a involucrarse en las acciones dirigidas a cambiar el gobierno venezolano, aunque está por definirse si romperá relaciones diplomáticas o si estaría en disposición de entablar un conflicto bélico entre las dos naciones, lo que no luce muy probable.

En todo caso, las razones que conducen al nuevo gobierno brasileño a la polarización tienen que ver, en el plano interno,  con lo anunciado en su discurso de toma de posesión: acabar con “el comunismo”, lo “políticamente correcto” y “la cultura marxista”.

Ahora bien, con esas expresiones no designa Bolsonaro a los grupos de extrema izquierda, o al “modelo cubano”, sino que hace referencia y engloba a todos los sectores de centro, progresistas, liberales, socialdemócratas y de izquierda moderada. En realidad es contra el centro político, y no contra la ultraizquierda, que poco peso tiene en su país, que apuntan las políticas del nuevo mandatario.

En cuanto a la solicitud de Pompeo dirigida a incorporar a Brasil a la batalla con China, se desconoce hasta donde estaría dispuesto a llegar el nuevo presidente. Como se sabe, la principal relación comercial de Brasil es con China, y le ha sido beneficiosa en la medida que tiene un superávit a su favor y que las importaciones de productos brasileños desde Estados Unidos y la Unión Europea ha disminuido desde 2013. No es sencillo ni razonable deshacer los lazos con Beijing. Incluso, Bolsonaro ha emitido opiniones contradictorias sobre el asunto, a veces denuncia a China como predador y en otras ocasiones afirma que quiere aumentar el intercambio.

La designación del nuevo equipo ministerial tampoco permite dilucidar si Brasil se incorporará de modo beligerante a la guerra comercial con China. De un lado, ha sido designado en un superministerio de economía Paul Guedes, formado en la escuela de Chicago, que por su visión liberal extrema debería ser partidario del libre comercio. Pero al mismo tiempo fue nombrado Ernesto Araujo como ministro de relaciones exteriores, quien considera que la globalización es “un sistema antihumano y anticristiano” y que “la fe en Cristo significa hoy luchar contra el globalismo, cuyo objetivo último es romper la conexión entre Dios y el hombre”.

En todo caso, la admiración y expresa adscripción de Bolsonaro a las políticas de Donald Trump y a su visión contraria a la multipolaridad internacional conducirán seguramente a que Brasil asuma el rol que espera Pompeo, aunque los intereses económicos de cada país sean distintos. Un sacrificio por “el hermano mayor”.

http://www.costadelsolfm.net/2019/01/04/leopoldo-puchi-china-y-venezuela-el-rol-de-brasil-en-la-nueva-guerra-fria/

Post to Twitter

Escribe un comentario