Maduro lucha por ser trending topic

Por • 28 jun, 2015 • Sección: Nacionales

Franz Von Bergen

28 de Junio 2015. “Vamos a activar una campaña nacional e internacional en defensa de Diosdado, de Tareck y de la dignidad de los cuadros de la Revolución Bolivariana y de Venezuela. Vamos a activar una gran campaña de apoyo, respaldo, solidaridad. Llamo a toda la patria”. Bastó la orden del presidente Nicolás Maduro el 19 de mayo pasado en su programa En Contacto con Maduro para que la tropa cibernética chavista se pusiera a trabajar.

Con el objetivo de consolidar la hegemonía comunicacional, el oficialismo intenta aumentar su influencia en Internet y en las redes sociales, para lo cual utiliza mecanismos poco transparentes como los bots —que permiten publicar tuits de manera automatizada— y cuentas fantasmas manejadas por una tropa de militantes cibernéticos. Así es que el presidente Nicolás Maduro se convierte en el tercer líder mundial más retuiteado, luego del papa y el rey Salman de Arabia Saudita. Sin embargo, los resultados no han sido tan exitosos, lo que ha dado pie a que se apliquen herramientas de control más fuertes como el bloqueo de páginas web y el encarcelamiento de tuiteros. El recorte de la inversión tecnológica, que debe hacerse en dólares, ha contribuido con la desmejora y lentitud del servicio

Desde el miércoles 20 de mayo a las 3:00 de la madrugada la etiqueta #DiosdadoTeApoyamos empezó a multiplicarse en Twitter. Estuvo activa por 14 horas y 35 minutos, el segundo hashtag más duradero en Venezuela ese día. El jueves le siguió #ApoyoADiosdadoPorque, que rodó por más de 5 horas, y el viernes apareció #ElPuebloConDiosdado, etiqueta destacada por 15 horas en las que estuvo entre el primer y el segundo lugar de tendencias más repetidas en el Twitter venezolano, según el portal de análisis trendinalia.com. La seguidilla no acabó ahí, el sábado continuó con #VenezuelaApoyaADiosdado y el lunes con #ApoyoContundenteADiosdado, que regresó a los primeros lugares por 12 horas y acumuló más de 20.000 menciones, según topsy.com.

Maduro solicitaba el respaldo para el presidente de la Asamblea Nacional y el gobernador de Aragua, Tareck el Aissami, luego de que The Washington Post publicó el 18 de mayo un reportaje sobre la supuesta implicación de estos en delitos graves. “Hablé con un conjunto de compañeros, de comunicadores populares, comunicadores sociales, mañana va a haber una importante reunión de este grupo de compañeros, entre los cuales se encuentran Mario Silva, Miguel Ángel Pérez Pirela, los compañeros de Zurda Konducta (moderadores de VTV), etc, etc, y vamos a activar una campaña nacional e internacional en defensa de la dignidad de los cuadros de la Revolución”. Iniciativas como esta ya no son extrañas para el chavismo, así como tampoco los personajes que Maduro indicó que se reunirían el 20 de mayo: Mario Silva es presentador de La Hojilla y el primer dirigente de la #Tropa, grupo que promueve mensajes oficialistas en Twitter y fue creado en abril de 2013 en el programa de Silva en VTV, que era transmitido diariamente en ese época; y Pérez Pirela es moderador de Cayendo y Corriendo, también en VTV, y dirige laiguana.tv, el portal web de noticias asociado al chavismo más visitado.

Luego de que la noticia de Cabello perdió fuerza en la opinión pública, el oficialismo se centró en otros temas. El 26 de mayo, por ejemplo, comenzó la campaña electoral para las primarias del PSUV con varias caravanas por todo el país. En las redes sociales se promocionó entonces el hashtag #CaravanasDeLaVictoria, que estuvo activo más de 16 horas y registró casi 30.000 menciones.

Prácticamente todos los días intentan pegar una etiqueta, algunas veces con más éxito que otras. Un estudio con base en datos de trendinalia.com sobre los hashtags más duraderos de los últimos 2 meses demuestra que 45,2% de los que ocuparon el primer lugar se centraron en temas políticos. De esos, 71,4% fueron promovidos por el oficialismo y 28,6% por sectores opositores.

¿Ventaja o trampa? “El chavismo tiene dos grandes aliados para posicionar etiquetas: los medios de comunicación tradicionales controlados por el Estado y los bots”, advierte William Peña, editor de Inside Telecom, semanario de temas digitales que se publica en Venezuela desde el año 2000.

En redes sociales como Twitter, los bots son cuentas automatizadas que no están siendo dirigidas por una persona. Simplemente son programadas para transmitir ciertos mensajes o promocionar a otros usuarios.

Existen compañías cibernéticas que se especializan en venta de bots con un número de seguidores preestablecido o que incluso cobran por retuits de este tipo de usuarios fantasma. Sin embargo, es difícil determinar el número exacto de perfiles con estas características que existen en Venezuela y el mundo.

Carmen Beatriz Fernández, especialista en marketing político, advierte que en el país los miembros de la llamada #Tropa pueden llegar a ser funcionarios del Estado que tienen entre sus tareas manejar hasta 50 perfiles falsos.

En esto coincide Luis Carlos Díaz, coordinador del área de Comunicación y Redes del Centro Gumilla, en Caracas: “No es que todo el chavismo esté metido en Twitter. Hay unas personas especializadas en eso y cuentas bots que retuitean automáticamente. Eso hace que se puedan posicionar las campañas gracias a una hueste de seguidores que repiten lo mismo”.

La existencia de la #Tropa y su cercanía con la burocracia estatal es un secreto a voces. Por ejemplo, en Aragua existe el Frente Revolucionario de Liberación Digital, que en Twitter utiliza la cuenta @GuerrillAragua. El pasado 29 de mayo Pablo Guzmán, uno de sus miembros, publicó una foto del grupo junto con el gobernador El Aissami, a quien calificó de “alto mando”.

Guzmán es funcionario. Ocupa la presidencia de las Bibliotecas Virtuales de Aragua y desde hace años ha dictado talleres de formación a las comunidades en materia de comunicación.

El trabajo de las cuentas fantasmas queda en evidencia al analizar los tuits que convierten en tendencia a algunas etiquetas chavistas. En ocasiones muchos usuarios repiten exactamente el mismo mensaje seguido del hashtag que se busca impulsar. Otras cuentas, como las de organismos oficiales, agregan la etiqueta a cualquier contenido, aunque no tenga que ver con el tema.

Una prueba del uso de bots con este objetivo está en la propia cuenta de Twitter del presidente, @NicolasMaduro. Fue abierta en marzo de 2013 en medio del duelo por la muerte de Hugo Chávez y de la apresurada campaña presidencial. Desde entonces ha logrado 2,41 millones de seguidores y ha publicado 26.000 mensajes, gran parte son retuits.

El año pasado el bloguero cubano Yusnaby Pérez estudió los perfiles que le hacían retuit al jefe del Estado y encontró que la única actividad que tenían muchos de ellos era esa. El sitio web de Maduro (nicolasmaduro.org.ve) tiene un link a través del cual una persona puede fácilmente afiliar su cuenta a la del presidente para replicar de inmediato cualquier mensaje que él escriba. Cada uno de sus tuits reciben consistentemente al menos 1.000 retuits. El fallecido presidente Chávez se unió a Twitter en abril de 2010. En su cuenta @ChavezCandanga, con casi el doble de seguidores que Maduro (4,25 millones), escribió apenas 1.824 mensajes en los que por lo general lograba rebasar los 500 retuits.

“De esa forma es que logran engañar a las redes y son capaces de hacer que surjan noticias como que la cuenta de Maduro es la tercera que más retuits registra entre todos los líderes del mundo”, advierte Díaz. En marzo, la plataforma Twiplomacy ubicó a Maduro como el tercer líder mundial con mejor promedio de retuits, luego del papa Francisco y el rey Salman de Arabia Saudita.

Twitter se dio cuenta del comportamiento extraño en torno a @NicolasMaduro y a finales de 2013 eliminó más de 6.000 cuentas sospechosas que seguían al mandatario, quien aseguró que esa acción había sido un “ataque orquestado por la derecha internacional”.

Carmen Beatriz Fernández calculó entonces que, antes de la intervención de Twitter, Maduro llegaba a recibir un promedio de 9.000 retuits por mensaje. La experta advierte que este tipo de prácticas es habitual entre ciertos políticos durante campañas electorales a fin de mejorar la imagen de los candidatos y sobredimensionar su impacto.

Poco impacto. Posicionar una etiqueta como tendencia no es sinónimo de que se esté creando una conversación que tenga impacto en la web. “Realmente se tiene una influencia cuando el hashtag genera un suceso. Las redes no son como los medios tradicionales, que pueden ser encadenados y obligan a ver una sola cosa. La gente simplemente puede ponerse a hablar de algo más y los otros grupos quedan aislados con su tema”, explica Díaz.

Fernández considera que hasta ahora la #Tropa está funcionando muy bien para engañar a los indicadores, pero no está teniendo impacto real y el chavismo no avanza en su objetivo central: “Buscar la hegemonía en las redes y la web, pues el mundo 2.0 es lo que les falta controlar para poder tener una completa hegemonía comunicacional”.

Esta meta se hace más perentoria conforme avanza la penetración de Internet, la cual, según los últimos datos de Conatel, aumentó a 44,1% al cierre del año pasado. El crecimiento de las redes sociales en Venezuela también empuja: en 2011 había 2,3 millones de usuarios y en 2014 el número pasó a 8,8 millones, indican cifras de comscore.com.

Una de las mayores pruebas del fracaso cibernético del oficialismo en materia digital es el poco efecto y escasa audiencia que tienen sus portales web.

Entre los primeros 20 sitios de noticias de Internet en Venezuela solo uno es público: avn.info.ve que se encuentra, según el ranking de Alexa.com, en la posición 19. Laiguana.tv, el portal de Pérez Pirela, ocupa el puesto 9, el más alto para una página totalmente identificada con el oficialismo.

La venta de medios también ha tenido cierta influencia en el mundo digital.

Después de años siendo el portal de información más visitado, noticias24.com cayó al tercer puesto luego de cambiar su línea editorial. Algo similar le pasó a eluniversal.com, en el cuarto puesto; ultimasnoticias.com.ve, en el quinto; y globovision.com, que ya ni aparece entre los primeros 20 puestos.

Por el contrario, sitios web de noticias con tendencia opositora radical, como maduradas.com, han escalado en el ranking.

Aumenta el control. Ante el fallo de las técnicas para popularizar su mensaje  en el mundo digital, surgen otras alternativas para el chavismo: tratar de dominar el medio y frenar su crecimiento.

Peña considera que la primera gran herramienta de control es Cantv, empresa pública que provee de Internet a más de 80% de los venezolanos que tienen este servicio.

“Desde 2007, con la renacionalización de la Cantv, el chavismo empezó a tomar medidas para conseguir el dominio de la web. Sin embargo, Chávez fue más permisivo y es con Maduro que los controles aumentaron de manera importante”, afirma el editor de Inside Telecom.

En noviembre de 2013 se registraron los primeros bloqueos de páginas de Internet en Venezuela, los cuales fueron solicitados por Conatel a todos los proveedores del servicio para sacar de circulación el portal dolartoday.com, que informaba sobre las cotizaciones del dólar en el mercado paralelo.

“Desde entonces más de 1.500 páginas han sido bloqueadas. Muchas de ellas son sitios espejo de Dólar Today, pero hay links específicos con noticias sobre corrupción, narcotráfico o la salud de Chávez. Conatel monitorea diariamente y emite una lista”, asegura Peña.

Díaz denuncia que existe una clara intención del gobierno en que el servicio de Internet empeore con el fin de entorpecer las comunicaciones. “Los planes que tenía Cantv antes de la nacionalización no han sido ejecutados y esto afecta el ancho de banda en todo el país. El problema comenzó en 2009, cuando se promulgó el decreto presidencial 6649, el cual declara a Internet y la actualización tecnológica como gastos suntuarios”, agrega el experto.

En 2007 Venezuela llegó a tener el tercer servicio de Internet más rápido de América del Sur con 1,1 megas por segundo de velocidad, sólo 0,1 megas más lento que el primer puesto, según informe de Akamai, firma especializada en datos web. Ocho años después, en 2015, la velocidad en Venezuela solo subió 0,3 megas y el país tiene el segundo servicio más lento de la región, 5,2 megas por debajo del más rápido. La lentitud de la red se convierte en una forma de control. La situación es producto de la desinversión y de que las empresas privadas no han podido acceder a divisas para mejorar sus servicios.

Tomás Socías, analista económico y político, calcula que el sector de telecomunicaciones nacionales requiere una inversión total de 2,8 millardos de dólares al año. Sin embargo, las liquidaciones para este segmento en 2014 fueron de apenas 680 millones de dólares y en 2013 llegaron a 380 millones de dólares.

César David Chirinos, presidente de la Fundación Ciudades Digitales, alerta: “En otros países, inversiones como las que necesitamos solo han podido hacerlas los gobiernos. La cantidad de megas de Internet aquí es muy limitada, lo que restringe la capacidad de los venezolanos de acceder a muchas cosas y se convierte en una forma de control”.

Pero no todos los mecanismos de restricción han estado dirigidos hacia el sistema, también se ha atacado a usuarios específicos. El suceso más destacado fue la detención de seis tuiteros en octubre del año pasado por supuestamente incurrir en “delitos informáticos”. Cinco siguen presos en el Helicoide. Magaly Contreras fue liberada tras recibir un beneficio humanitario por tener una afección en un riñón.

“Están presionando, asustando y amedrentando a ciertas personas que no son tan influyentes para generar zozobra y miedo. Su objetivo es que la gente limite su participación en Internet”, opina Peña.

En el futuro los controles pudiesen incluso aumentar. En marzo la fiscal general de la República, Luisa Ortega Díaz, sugirió incrementar los controles para prevenir la difusión de falsos rumores: “Internet no puede ser un espacio sin ley; todas las actividades que ocurran en el territorio nacional deben estar sometidas a una regulación legal”.

A mediados de mayo el diputado Juan Carlos Alemán (PSUV) reveló en una entrevista con Globovisión que el Ministerio de Ciencia trabaja en un proyecto de ley para  aumentar las restricciones. “El problema es que dependemos de mecanismos de esos servidores tipo Google, Firefox, que son buscadores con tecnología o plataforma que no tenemos bajo control”, dijo en la entrevista. Añadió que no era el vocero adecuado para dar más detalles.

Piel sensible a los memes

“Se ha estado mintiendo sobre la fecha y los procedimientos. Hay una percepción virtual de la realidad. Uno no entiende cómo en las redes sociales se neurotiza, se disocia y se aliena a la población”. La frase fue dicha por la presidente del CNE, Tibisay Lucena, poco más de una semana después de ser el centro de un meme publicado en Twitter por el gobernador Henrique Capriles, tras el juego en que Venezuela le ganó a Colombia.

La controversia por el tuit llegó hasta la Asamblea Nacional, donde la segunda vicepresidente, Tania Díaz, presentó un acuerdo de “rechazo a los ataques” contra Lucena. “Hacen gala de su conducta misógina y espíritu antipatriótico”, recriminó la diputada.

En Venezuela y otros países del mundo los políticos se han vuelto poco tolerantes ante las burlas de las cuales son blanco en las redes sociales, especialmente a través de memes, que son mensajes con palabras, imágenes o sonidos usados para describir una idea, concepto o situación, muchas veces con humor o ironía. Un recurso que hace las veces de la sátira en el discurso digital.

En Rusia, por ejemplo, la oficina que vigila los medios de comunicación online anunció en abril la prohibición de los memes en los que se muestran personajes famosos en actitudes que no tengan que ver con su personalidad.

En enero, el presidente de Ecuador, Rafael Correa, criticó públicamente la página de Facebook Crudo Ecuador que publicaba memes políticos y los acusó de ser financiados por la oposición. Después de eso, el sitio se hizo más popular. Sin embargo, el creador del portal, Gabriel González, de 31 años de edad, empezó a recibir amenazas y a ser perseguido, lo que llevó a que dejara de actualizarlo y se mudara de ciudad. “Si yo tuviera garantías del gobierno, podría continuar con la página. Pero las autoridades han evitado el tema. No actualizo la página desde febrero. Cada vez la libertad de expresión se empieza a controlar más. Si dejamos que esto continúe, vamos a tener menos lugares donde decir lo que pensamos, así sea que estemos equivocados o no”, contó Díaz en un podcast difundido en mayo por Radio Ambulante.

Relacionadas

¿Es posible lograr la hegemonía en Internet?

El gobierno lanza su propia red social

http://www.el-nacional.com/siete_dias/Maduro-lucha-trending-topic_0_654534630.html

Post to Twitter

Escribe un comentario