Oposición, Bogotá y gasolina

Por • 26 sep, 2015 • Sección: Nacionales

Leopoldo Puchi/Exsecretario general del MAS

Importantes sectores de la clase alta venezolana y varios factores que hacen parte de la oposición han entablado relaciones de alianza con gobiernos como los de España, EE UU y Colombia.

Se argumenta que el chavismo al frente del Estado venezolano es muy fuerte para ser vencido sólo desde adentro  y que las ideas socialistas pudieran expandirse hacia otros países.

En principio, pudiera considerarse esta situación como natural y como un hecho que se repite en la historia, tal como lo muestra la experiencia chilena. Ahora bien, más allá de la explicación que pudiera dársele, estas alianzas pudieran representar en el futuro un  serio problema para el país, por los compromisos que llevan implícitos o por los que tal vez han sido ya acordados.

En efecto, la oposición venezolana tiene probabilidades ciertas de ganar las elecciones parlamentarias, por lo que incrementaría su influencia sobre las políticas del Estado. Sin embargo, más allá del sostén que les hayan podido prestar, los intereses de Venezuela no coinciden con los de Washington, Bogotá o los de la Exxon y la banca internacional. Un caso ilustrativo es el de Colombia y el apoyo brindado tanto por Santos como Uribe y la prensa de ese país a diversos factores de la oposición venezolana. ¿Tendrá ese respaldo una contraprestación?

¿Cuál sería? Ya se sabe que para Bogotá es vital el ingreso que representan para ese país las sumas provenientes del contrabando de alimentos e insumos, el mercado negro de divisas y el paso gasolina que nutre a sus estados fronterizos.

Se sabe que la producción petrolera en Colombia está en declive y que le costará mucho prescindir de los miles de barriles diarios de combustible que ingresan de manera ilegal a ese país, parte de los cuales son adquiridos por Ecopetrol, a pesar de ser provenientes del delito.

 El método de extracción del petróleo venezolano va desde las cargas en gandolas hasta un sistema organizado de miles de pimpineros que logran, en su sumatoria, trasladar diariamente lo equivalente a los grandes transportes. Si Bogotá dejara de contar con ese suministro tendría que realizar desembolsos que estrecharían sus cuentas externas.

Sería conveniente conocer si se ha establecido algún tipo de entendimiento con la Exxon y a qué acuerdos se ha llegado con Washington o con los grupos internacionales de poder (ONG). No todos los factores en la oposición tienen el mismo criterio ni los mismos lazos. Pero ¿cuál es el factor dominante?

elepuchi@gmail.com

http://www.panorama.com.ve/opinion/OPINION-Oposicion-Bogota–y-gasolina-por-Leopoldo-Puchi-20150922-0031.html

Post to Twitter

Escribe un comentario