Pascualina Curcio y su cantaleta ahí

Por • 7 ago, 2020 • Sección: Nacionales

Amaranta Rojas

04/08/20.»Dos y dos son cuatro, cuatro y dos son seis, seis y dos ocho y ocho dieciséis. Calculadora…….. » ¿Te acuerdas Mamanta de esta vieja pero calculadora canción.

Si Chela, me acuerdo. La orquesta Aragón la grabó y con esta orquesta suena de lo lindo. Oscar León también la grabó pero con Aragón suena perfecta y es agradable oírla. ¿Soñaste con la orquesta Aragón Chela?

No Mamanta, simplemente ayer leí un par de veces el artículo de nuestra amiga Pascualina Curcio y al terminar la segunda lectura, me vino a mi cabecita, muy espontáneamente esta canción pero con el sonido de Aragón y con ese son tan sabroso para bailarlo apechugao.

Lamentablemente Mamanta, aunque Jesús Farías no trató bien a Pascualina, algo dijo en su respuesta que vale la pena considerar. Pensé Mamanta, que Pascualina estaba tomando distancia de la Esquina de Carmelitas, pero no Mamanta, creo que este ataja perro con Jesús Farías, es una cuestión personal entre Pascualina y Farías por sus intereses. Se equivocó Jesús al insinuar que Pascualina manipulaba y no creo que ella manipula. Hoy creo que calcula, pero su cálculo tiene un límite o tope. Llega hasta un punto y ahí se queda pegada.

Una vez dijo, que la solución (o parte de ella) estaba con llenar las bóvedas del BCV para salir de la crisis y llevar el «progreso» a las comunidades indígenas que habitan en el llamado arco minero. Luego se vino con el tema de la privatización de la renta primero y más tarde con el problema del salario. Es una militante activa contra el monetarismo, pero solidaria con el nuevo extractivismo que nada tiene que envidiarle a un modelo capitalista salvaje. ¿O si, Mamanta?

Veía que Pascualina iba dejar sus pretensiones burocráticas de estar en la esquina de Carmelita o en otro sitio y tomaría por el medio de la calle. Ya estaba viéndola como candidata de la Alternativa Popular Revolucionaria pero no Mamanta, me equivoqué. La explicación «científica» de Pascualina no tendrá fin y es como un hueco galáctico. Ella calcula hasta un punto y ahí se queda pegada. En este «nuevo» artículo de Pascualina que le leí a noche con título: Quién paga la cuenta, creí, antes de leerlo, que Pascualina iba dejar de pensar en ese ministerio que la obliga a ser muy inconsistente. Mataba al tigre y salía asustada al ver el cuero.

Este «nuevo» artículo es definitivamente una repetición más o menos calculada de sus artículos anteriores y en consecuencia; esta opinión que te hago llegar, es igualmente una «nueva» repetición mía sobre la inconsistencia teórica de la amiga. Ahora para «variar», la torta no es la de Venezuela, es la de América Latina y el Caribe (AlyC). La torta en AlyC Mamanta, la vienen picando y repartiendo como acá en Venezuela. En toda ALyC la torta como el anterior artículo de Pascualina, también es más pequeña y los que la reparten, también la reparten igual. En esos países son capitalistas seguramente, pero acá en Venezuela avanzamos, según Pascualina, hacia un modelo verdaderamente socialista.

Como hasta la línea 24 de este «nuevo» artículo, Pascualina dice lo que ya nos dijo en el anterior. La diferencia es que ahora es en Nuestra ALyC. Ahora Pascualina nos dice, como lo dijo en el otro: «el problema no es solo que la torta sea más pequeña y por lo tanto haya menos que repartir, sino que además y por si fuera poco, esa torta que históricamente se ha distribuido muy desigual, ahora en pandemia, se está repartiendo mas desigual todavía» https://www.aporrea.org/economia/a293557.html

Más abajo, la amiga nos coloca frente a una situación bien simpática, que yo con mi cabecita de Chela, creo que Pascualina escribe pero no entiende lo que escribe. Pascualina comienza a darme piquiña. Le voy a leer Mamanta lo que dice Pascualina:

«De total de ingreso fiscales en AlyC, el 51% proviene de impuestos sobre bienes y consumos (IVA). En Venezuela no es el 51%, es el 86% según datos del SENIAT».

Mamanta, lo juro por Palomo que es el burro que me tiene toda embriagada de amor y me echa las cabras al monte, que Pascualina escribió esto, pero todavía no llega entenderlo. Después te lo explico Mamanta, esta otra inconsistencia de la amiga Pascualina.

En la parte del artículo con es subtítulo. ¿Quien paga la cuenta en Venezuela? Pensé que vendría el salto, pero vuelve por su causa y aparecen los artículos anteriores y creo que esto no va a tener fin. Vemos a Pascualina con su cantaleta que el imperialismo (solito y sin corrupción) destruyó a PDVSA, la guerra económica el ataque al bolívar. Es la misma «explicación» calculada que yo estimo Mamanta no va tener fin y veremos todo lo que falta de año y del otro, esta «explicación». Maduro es técnica y políticamente una víctima y cuando mucho, la mano peluda está en Carmelita. Él no sabe todavía Mamanta, que la torta la pica y la reparte la burguesía.

Aún Pascualina, no se ha percatado Mamanta, que Maduro dijo en un programa de televisión que la dolarización era como una bendición para la revolución. Lo que dijo Maduro aún no llega a la mente de Pascualina. O sea Mamanta, si Maduro dijo que no veía mal al dólar y después dijo en ese mismo programa, que la dolarización podría servir para la recuperación; Maduro está al frente del ataque contra el bolívar. ¿Será Mamanta?

Insiste Pascualina con su cantaleta y dice:

«La mitad de la torta se la come la burguesía por la vía de la ganancia (la explotación al trabajo ha aumentado 247% entre 2012-2017), mientras que, a los asalariados, siendo muchos más, solo le llega menos de la cuarta parte (18%) de unos pedazos además reducidos. La carga tributaria de los capitalistas es menor de lo que ya era, ni siquiera la décima parte de la torta va al Estado y lo que recauda es principalmente IVA. La burguesía, aprovechándose de la hiperinflación le ha estado quitando sus trozos a los obreros y al Estado dificultándole a este último llevar adelante las políticas de protección al pueblo incluyendo el aumento de los salarios de los servidores públicos». https://www.aporrea.org/economia/a293557.html

Esa media torta se la toman los capitalista porque le da la gana. No hay gobierno y no hay autoridad. Trump da la orden que se la cojan y eso es suficiente. La carga tributaria, que es parte de esta nueva cantaleta, también es Trump que decide que sea así y la soberana Asamblea Nacional Constituyente puede aumentar el IVA pero no puede hacer más nada. Trump dice cómo dispone el SENIAT. «La burguesía aprovechándose de la hiperinflación». No hay gobierno y no hay revolución. La burguesía porque si, simplemente se aprovecha de algo. Nadie (ni la revolución) puede ponerle un parado a las ganancias de los capitalistas. Eso lo ordena Trump y punto. Ahí está calculada la «explicación» de la amiga. Si pasa la línea amarilla es cerrarse las puertas en la Esquina de Carmelitas.

En su anterior artículo, precisa (otra vez) que La burguesía (viene) aprovechándose de la inflación inducida, como si no hubiese un gobierno, una SOBERANÍSIMA Asamblea Nacional constituyente socialista. Sugirió en el artículo anterior, que estamos avanzando hacia un modelo que verdaderamente socialista». ¿Estamos avanzando? No sé que es avanzar para Pascualina.

La amiga propone que «la burguesía le devuelva su pedazo a la clase obrera». Así como así. La burguesía porque es buena gente, un día se reúne FEDECÁMARAS para dar la orden y comienza a repartirse la cochina con el pueblo. Simplemente que la burguesía nos devuelva ese pedazo de la torta.

Si te acuerdas Mamanta, te dije al principio que Pascualina escribe cosas que aún no entiende. Te dije que ella escribió esto en este «nuevo» artículo: «De total de ingreso fiscales en AlyC, el 51% proviene de impuestos sobre bienes y consumos (IVA). En Venezuela no es el 51%, es el 86% según datos del SENIAT» Ella escribió esto. Yo Mamanta calculo que la gran mayoría de los países de América Latina son de corte capitalista, ahora la vaina que no me cabe en mi cabeza es esta: cómo podemos estar avanzando hacia un modelo verdaderamente socialista, si en los gobiernos de AlyC, el total de ingresos fiscales el 51% viene de impuestos sobre bienes y consumo y en Venezuela, que es socialista, el aporte no es del 51 o menos, sino del 86%. ¿Cómo es eso, que mientras avanzamos hacia un modelo verdaderamente socialista, existe esto. Vamos al infierno, pero Pascualina aún no se ha dado cuenta y todo (TODITO) es por TRUMP y el imperialismo, que definitivamente permite que la torta grande o pequeña se reparta igual y sean los trabajadores quienes deben pagar la cuenta.

Articulo leido aproximadamente 1289 veces

www.aporrea.org/economia/a293597.html

 

 

Post to Twitter

Escribe un comentario