Venezuela 28 años después del 4 de febrero

Por • 7 feb, 2020 • Sección: Nacionales

Pablo Hernández 

06/02/20  

1.- Han transcurrido 28 años desde la intentona golpista del 4 de febrero de 1992, la casi totalidad de los escritos sobre el tema, tanto de apologistas como detractores del mismo, tienen un lugar común, pese al aparente antagonismo entre sus visiones. Para los primeros, fue un acto “revolucionario” de jóvenes militares participantes en una clásica conspiración militar, donde estos “toman” conciencia del deber de insurgir para “salvar al pueblo” del tenebroso paquete de ajustes neoliberal del Fondo Monetario internacional (FMI), puesto en ejecución por el gobierno de Carlos Andrés Perez en 1989 . Para los segundos, fue simplemente una acción de un grupo de militares «comunistas» bajo la influencia de Fidel Castro y la burocracia cubana, dirigido por un militar carismático y personalista que impone su agenda con participación de conocidos personaje de la fauna de izquierda y de la derecha venezolana de la decadencia.
Sin embargo, estas visiones que hoy oficial e históricamente se ha impuesto como la visión de los vencedores y perdedores, son todas construcciones hechas a posteriori, manipulaciones de ambos bandos, tendientes a presentar los hechos del 4 de febrero, como parte de la tragicomedia de la guerra fría, cuando el mundo fue dividido entre los defensores de la “civilización occidental, la democracia y libertad, contra el tenebroso mundo del comunismo del este” .
Una gran parte de la población venezolana existente , conoció en vivo esos sucesos y todos recuerdan perfectamente que el 5 de febrero el primer defensor de los golpistas fue el mismísimo político socialcristiano Dr. Rafael Caldera , mientras que Los Notables y su ideólogo principal el Sr Arturo Uslar Pietri, abogando por un golpe militar desde 1990, escribe su famoso y poco leído libro Golpe y estado en Venezuela , en defensa del neoliberalismo y del accionar de los golpistas. Por su parte, los propios participantes en la asonada en sus declaraciones y escritos de defensa , justificaron su accionar en “defensa de la constitución, la democracia, contra la corrupción y en defensa de la soberanía nacional”.
Esta manipulación exprofeso de los hechos, empezada a desarrollar años después de lo ocurrido, disfrazándolos de “verdades histórica”, tiene un doble objetivo, primero ocultar a los principales responsables y objetivos de los mismos y segundo, polarizar a una población, particularmente a los jóvenes en la visión de la historia, aplicando el viejo principio político de toda dominación de clases: Divides y vencerá . Así observamos 28 años después como este gobierno el mayor depredador del tesoro público, que ha entregados los recursos petroleros y mineros del país, amén de contraer la mayor deuda en su historia con el capital financiero mundial, se proclama “socialista antimperialista y revolucionario”, gozando aun de un apoyo popular de masas manipuladas y fanatizada creyentes en los discursos oficiales y dependientes de las migajas del festín de la llamada Boliburguesía militar-civil, nuevos socios-propietarios y administradores del campo de concentración llamado Venezuela.
Por su parte los opositores al gobierno, desde políticos hasta historiadores hace de caja de resonancia, repitiendo la letanía “comunismo y comunistas” para calificar a unos vulgares delincuentes, llegando al extremo en sus “profundos análisis” de considerar que el primer yacimiento petrolero y minero de América latina, controlado por el capital anglo sajón desde principios del siglo XX, ha caído en manos de Cuba y su burocracia sin hacer un disparo. Y esto lo escriben personas con perfecto conocimiento de cómo los gobierno” de este campamento minero-petrolero en los años 60-70 del siglo pasado, a través del ejército y las policías políticas como soportes, le infringieron a la “subversión comunista” en Venezuela auspiciada desde la isla, una de las más rápidas y desastrosa derrota en América latina, con el decidido apoyo del gobierno y misiones militares de EEUU .
2.- El general Ochoa Antich, es uno de los actores principales en los sucesos del 4 de febrero de 1992, su versión de los hechos de ese día la plasma en su libro Así se rindió Chávez , así como posteriores “aclaratorias, que ha emitido a lo largo de estos 28 años. En dicho libro, el General Ochoa, tratando de presentarse como un defensor de la democracia, de la legalidad y sobre todo del presidente Perez, descubre paso a paso tanto el oscuro pasado del 4 de febrero de 1992, como su “pasiva complicidad” con el mismo, desde sus orígenes hasta el final. El libro de Ochoa Antich y escritos posteriores, nos servirán de guía principal para analizar este primer trozo de la historia contemporánea venezolana, que abarca la fase final de la guerra fría en América latina. .
3.- Esta asonada presentada oficialmente desde 1999 como el “origen histórico de la revolución bolivariana y socialista en Venezuela”, realmente fue la última intentona desesperada de sus principales participantes, viejos y conocidos conspiradores “protegidos” dentro del ejército por generales, miembros del alto mando militar, además de sectores políticos civiles de izquierda y derecha, que formaban parte de la conspiración, siendo todo este complot de perfecto conocimiento de la embajada y Misión militar de EEUU. Los orígenes más remotos de la trama que desemboca el 4 de febrero, el propio Ochoa Antich la ubica en la década de los 70’ del siglo pasado.
El levantamiento fue una verdadera válvula de escape ante la presión ejercida por los mandos medios participantes, especialmente mayores y capitanes contra los dos principales cabecillas visibles de la misma: Francisco Arias Cárdenas y Hugo Chávez Frías a finales de 1991. El estaba planificado para el 10 de diciembre en la base aérea Libertador de Palo Negro, Aragua fecha aniversario de las Fuerza aéreas de Venezuela, al cual todo presidente de la republica estaba “tradicionalmente obligado” a asistir. Dentro del plan que databa de 1982, era una de las fechas y lugar contemplado para llevar adelante el levantamiento, capturando o liquidando al presidente Perez, provocando el inevitable vacío de poder a ser llenado por la infaltable Junta Militar “salvadora de la patria”, que en América latina acompaña a todo golpe de estado. El intento del 10 de diciembre fue suspendido por Arias y Chávez, sin mayores informaciones. Quedaba como nueva fecha inmediata el 16 de diciembre cuando el presidente seria capturado o liquidado a su regreso de un viaje a Brasil. Y nuevamente Chávez no informa de su aplazamiento causando malestar entre los mandos inferiores, principalmente entre los capitanes que esperaban su realización para la fecha convenida. Este apremio de llevar adelante el golpe para ese año se había incrementado a partir de la segunda mitad del año 91, cuando los principales dirigentes militares de la conspiración fueron estratégicamente colocados como comandantes de batallón en ciudades y puestos de importancia militar, particularmente cercanos a Caracas. .
En Venezuela para ejecutar un golpe militar con posibilidades de victoria se requiere cumplir dos condiciones básicas: Tener tropa con suficiente poder de fuego y sobre todo ocupar el Palacio de Miraflores . La conspiración que se desarrollaba en Venezuela desde la década de los 70´ tenía como objetivo el derrocamiento del gobierno para los años 1982-83 cuando sus principales líderes alcanzarían los grados de comandante y por consiguiente el mando de batallones de tropa .
4.- El 4 de febrero de 1992 fue un golpe permitido como justamente lo expone el historiador Agustín Blanco Muñoz en los diversos libros de entrevistas realizadas a los principales participantes de ambos bandos. La revuelta del 4 de febrero, estaba destinada a su derrota, a partir del segundo semestre de 1991, luego del “sorpresivo” nombramiento por parte del presidente Carlos Andrés Perez del General Ochoa Antich, como Ministro de la Defensa, junto con el descabezamiento del principal líder “histórico” de la misma, el general Carlos Santiago Ramírez, así como la baja y retiro de los generales Carlos Julio Peñaloza y Herminio Fuenmayor, conocedores de la conspiración en marcha y enfrascados en la lucha por ocupar el puesto de Ministro de Defensa, en medio de una verdadera cacería de brujas, ante el florecimiento creciente del narcotráfico en el seno del ejército , que por lo menos a los niveles del alto mando militar opacaba la conspiración de los COMACATES. Esta fecha coincide con la salida del país del coronel norteamericano Hugo Posey enlace por casi dos años entre la Misión militar de EEUU con el propio Hugo Chávez.
No ha existido en la historia de Venezuela un golpe militar, más anunciado y “conocido” como el ocurrido el 4 de febrero de 1992. Prácticamente en dicho golpe, la mitad del país lo conocía, mientras la otra mitad participaba “activamente en él” . Y lo más grotesco y absurdo del asunto es que aun los historiadores y escritores, especialmente los apologistas del mismo tienen el descaro de escribir perlas como A pesar de que las agencias de Washington, como la CIA y el Pentágono, proyectan una imagen de sabelotodo, para sorpresa de muchos, Washington no estaba informado sobre los planes del Movimiento Bolivariano Revolucionario 200 y lo que sucedería el 4 de febrero de 1992
Las “facilidades” dada a los conspiradores para realizar su campaña de captación y preparación en el seno del ejército con miras al anunciado golpe , la huida y refugio de Chávez con pocos efectivos al Museo de La Planicie, unido a las acciones desesperadas realizadas esa noche, sin ningún centro de coordinación o dirección entre las diferentes fuerzas militares participantes en el levantamiento del 4 de febrero, son claras evidencia de que el golpe del 4 de febrero de 1992 era no solo una acción permitida, sino destinada al fracaso de quienes eran los ejecutores de la misma, pero con un claro fin de quienes dirigían los hilos de la misma: Ocultar a los verdaderos responsables de la conspiración y sobre todos los fines últimos políticos y económicos de la misma.
Cuando Chávez, el 4 de febrero, rendido sin pena, ni gloria, sin realizar un disparo, abandonando sin ningún aviso al grueso de la caravana principal del golpe con destino a Caracas y finalmente salvados por su principal protector, declara «Compañeros, lamentablemente, por ahora, los objetivos que nos planteamos no fueron logrados en la ciudad capital», asumiendo la responsabilidad de una acción, en la cual no era el jefe, sino un simple peón dentro del ajedrez de la conspiración de los generales, reconocía su papel de instrumento de unas fuerzas y poderes , cuya parte principal ya conocía desde abril de 1988 cuando fue el único militar invitado por Venezuela al primer curso en Asuntos Civiles Internacionales, dictado en América latina, en la sede del Centro de Estudios Militares de Guatemala . Esta formación de Chávez en el país centro americano se vio reforzada a su regreso a Venezuela, a través del coronel de aviación Hugo Posey , agente de inteligencia de EEUU, con quien Hugo Chávez va a tener estrechos contactos entre septiembre de 1988 hasta junio de 1991, cuando este militar se marcha del país.
En principio, hay que tener presente que Chávez a lo largo de su carrera de militar conspirador, gozo de la protección tanto de oficiales superiores participantes en el complot desde los años 70, sino también de la propia misión militar de EEUU. Por lo tanto, si alguien sabía para quien trabajaba y qué objetivos se proponían en Venezuela, los factores de poder que dominan y controlan al Estado venezolano y el mundo, ese era precisamente Hugo Rafael Chávez Frías, el “revolucionario”.
5.- En la visión del grueso de quienes han escrito sobre Chávez y el golpe del 4 de febrero de 1992, sobresale otra característica, la mayoría quienes tratan el tema, olvidan o subestiman este factor externo dominante, llámese coronas, casas comerciales, embajadas, compañías petroleras, banca, como elemento fundamental en cualquier análisis del Estado y sociedad venezolana, a lo largo de su historia. Venezuela, desdé la invasión y el genocidio europeo en 1500, con la implantación del Estado colonial hasta hoy, ha sido una parte de singular importancia dentro de la economía mundial del capitalismo, particularmente desde el uso del petróleo y sus derivados como primera fuente de energía mundial, especialmente desde la explotación del asfalto en Guanoco a finales del siglo XIX y luego entre 1907-12 con las “danza de las concesiones petroleras” en los gobiernos de Castro-Gómez. Desde esa época , el país no ha dejado de ser una región bajo el control y dominio del capital anglosajón , donde el petróleo es el fundamento de su economía, y la lucha por el reparto de las migajas que deja la Renta petrolera, luego que el capital petrolero internacional, ha tomado la parte del león, ha sido la esencia de todas las luchas políticas en Venezuela, entre los partidos políticos y sus líderes y los testaferros y socios nacionales de ese capital internacional.
6.-El golpe del 4 de febrero de 1992 se inscribe dentro de la estrategia de la globalización diseñada y puesta en práctica por el capital financiero, desde los años 70 del siglo pasado . En aquella oportunidad a partir del Club Bilderberg y el Council on Foreign Relations se crean el Foro de Davos (1971) y la Comisión Trilateral(1973), lográndose la unificación mundial del capital financiero anglo sajón- japonés en torno a la hegemonía de EEUU-Inglaterra . La implantación de un nuevo sistema colonial a partir de Estados fallidos y delictivos dirigidos por elites tecnocráticas, militares, políticos corruptos, o simples delincuentes al servicio del capital privado internacional, va a ser uno de los objetivos principales dentro de la llamada globalización del capital, conocida también como neoliberalismo. Esta fase iniciada en los años70’ del siglo pasado, tuvo como disfraz “ideológico” la supuesta lucha entre la “mano oculta” de mercado contra el “Estado social, opresor del individuo”. En esta fase, el capital financiero mundial, logro erradicar del planeta, especialmente del mal llamado tercer mundo o países en desarrollo todos los restos de formaciones económico sociales, modos de producción y modelos de dominación estadal no correspondiente a su periodo final de expansión mundial que había comenzado en la segunda mitad del siglo XIX .
Se trata de la implantación final del llamado Nuevo Orden Mundial, que no es otra que la conformación de un imperio planetario de dicho capital, basado en el crimen organizado con su correspondientes estados dictatoriales, haciendo realidad las distopías de Huxley y Orwell sobre la sociedad futura. Lo rasgos esenciales de ese modelo son los Estados criminales, el cual comenzamos a padecer, en Venezuela, a través de un inmenso experimento de conductismo social, donde un país petrolero con las “mayores reservas internacionales de petróleo del mundo” está siendo convertido en un inmenso campo de concentración para la mayoría de su población a través de un genocidio programado sin precedente en la historia mundial, mientras su territorio, sus yacimientos mineros, petroleros, recursos naturales, biodiversidad, aguas y activos públicos, son puesto en venta, convirtiendo al país en el primer estado delictivo moderno y paraíso fiscal dirigido por una banda de militares y políticos, convertidos en nuevos socios y guardianes del capital privado nacional e internacional. En él, una población no mayor al 20 % del total podrá consumir en el nuevo mercado que ya florece en Venezuela, donde las viejas cadenas de supermercados están siendo sustituidos por los bodegones, como nuevo símbolo de este Estado forajido y paraíso fiscal llamado República Bolivariana de Venezuela .
Se trata no perder de vista el hecho real que golpes de estado, asesinatos o intervenciones militares, forman parte permanente del arsenal del capital financiero a través de sus organismos militares, inteligencia y políticos, en función de la consecución de sus objetivos en defensa de sus intereses generales en todo el planeta y más en su patio trasero. Es una estrategia a largo plazo que incluye además de la puesta en escena de enemigos de pajas y “revoluciones de izquierda y derecha” llamadas primaveras o antimperialista, ejércitos privados, organizaciones terroristas del tipo ISIS u AlQaeda en función de la sustitución de las soberanías nacionales, balcanizar estados por un nuevo sistema colonial, fundado en Estados Fallidos o forajidos al servicio del capital financiero internacional a través del yugo de la deuda y tasas de intereses, las privatizaciones de los recursos naturales y activos públicos, el deterioro de los términos de intercambio y la imposición mundial del derecho anglosajón privado. Un sistema colonial, que ya no requiere de virreyes, capitanes generales o protectorados, basta cualquier oligarquía corrupta, mandos militares criminales o simplemente delincuentes políticos o comunes como presenciamos en este momento tanto en Birmania , Somalia, Venezuela, México o Colombia, entre muchos otros. Este neocolonialismo es el meollo de la política de sustituir la soberanía nacional y la autodeterminación de los pueblos por Estados vasallos militar y policialmente controlado por elites al servicio incondicional del capital financiero en su nueva fase del crimen organizado, llamado eufemísticamente Nuevo Orden Mundial .
7.- Los orígenes de la aplicación de esta política en Venezuela, debemos ubicarla en los años 70 a partir de las nacionalizaciones, el fin del Estado de bienestar social, el endeudamiento en los momentos de auges petroleros, comenzada con la llamada Reforma del Estado cuyas consecuencias finales hoy la viven y padecen millones de venezolanos dentro y fuera del país.
Con la implantación del actual Estado forajido en Venezuela, culmina la Reforma del Estado, donde la conspiración militar en la que participaba Chávez, formaba parte del menú de todas las opciones, dentro de la doctrina de la seguridad nacional de EEUU, que data de los años posteriores al fin de la II Guerra Mundial.
En este golpe permitido, tal como lo argumenta el historiador ABM, a lo largo de sus entrevistas a los principales militares y participante del frustrado golpe, quedan varias interrogantes necesarias de clarificar para establecer una visión de conjunto de este proceso como parte de la llamada globalización del capital, iniciada en los años 70’ del siglo pasado por parte del capital financiero anglosajón y poder tener claridad del papel de Chávez y el ejército en este proceso de implantación de un Estado forajido en Venezuela.
8.- A finales del 2006, comenzamos a estudiar el pasado oscuro del 4 de febrero . A partir de la lectura de entrevistas realizadas por el profesor Agustín Blanco Muñoz a varios de los participantes militares y civiles de la conspiración, junto al estudio de libros, artículos, ensayos e informes sobre el derrotado golpe, surgieron varias dudas e interrogantes que no cuadraban en torno a la actuación de los protagonistas de ambos lados de la asonada, así como de los supuesto objetivos a conquistar por parte de los protagonistas:
• ¿Se podía dar un golpe militar en el campamento petrolero de Venezuela, sin el conocimiento y participación del gobierno de EEUU y sus compañías petroleras y bancos? • ¿En ningún momento aparecía la cuestión petrolera como parte de la conspiración, en un país como el nuestro, que ha vivido de la renta petrolera en los últimos 90 años y donde todo golpe militar huele a hidrocarburo? • ¿Carlos Andrés Pérez asume totalmente el programa de ajuste del FMI, gobierna con los principales Chicagos Boys-IESA de Venezuela, derrota dos intentonas militares, la economía venezolana para 1992 está recuperándose y sin embargo es finalmente depuesto? • ¿Realmente CAP, uno de los políticos más veteranos y conocedores de golpes, guerrillas y conspiraciones en Venezuela, se dejó sorprender por una buena parte de su alto mando militar y por los COMACATES, que desde la Noche de los Tanques (octubre 1988) y la Noche de los Mayores (diciembre1989), una vez más había dejado al descubierto una conspiración de vieja data? • El 4 de febrero de 1992, entre las principales llamadas de apoyo recibidas por el presidente Pérez la misma noche del golpe, destacan las de los presidente Bush y Fidel Castro: ¿Acaso no conocían estos personajes de los preparativos del complot, cuando el mismo era en el país de total conocimiento público, incluyendo anuncios de su inminencia por parte de conocidos lideres políticos? • ¿Cómo explicar la llegada de Ochoa Antich al Ministerio de Defensa en junio de 1991, cuando como él mismo lo reconoce, no tenía la más mínima opción, ante la lucha a muerte entre los generales Carlos Peñaloza, Herminio Fuenmayor y Carlos Santiago Ramírez, por dicho cargo? ¿Cómo puede explicar un ministro de la defensa que luego de menos de un mes de haber recibido un nuevo informe de la conspiración en marcha, de haber recriminando a Chávez su participación en la misma y a sabiendas que al regreso de CAP de Davos la noche del 3 de febrero la dirección de inteligencia y el propio ministro debían tener preparado el informe final, para cortar por los sano a los conspiradores, y sin embargo considera que lo que está ocurriendo en Venezuela la noche del 3 de febrero son solo rumores y así se lo comunica al presidente Perez esa noche? • ¿Acaso no fue una desesperada la maniobra de los generales Ochoa-Santeliz de salvar a Chávez, ante el inminente bombardeo al cuartel de La Planicie ordenado por el presidente Perez, para luego presentarlo en vivo, contraviniendo la misma orden del presidente, para que Chávez asumiera la responsabilidad de la asonada, evitando, como en efecto ocurrió la continuación de la inconclusa investigación de la Noche de los Tanques de 1988, sobre los reales responsables de la conspiración, que involucraba a los mismos altos oficiales que presenta a Chávez el 4 de febrero 1975? • Siendo los generales Santeliz y Santiago Ramírez los dirigentes conocidos de la conspiración desde 1977, como lo reconoce Ochoa Antich en su libro, al ser nombrado ministro por CAP ¿Tenía este como misión descabezar la conspiración, e impedir el golpe? • ¿Jugó Ochoa durante toda la noche del 3 y 4 de febrero, abiertamente a la caída del gobierno, como lo acusan varios generales y militares activos la noche del golpe y como el mismo lo deja entrever en su libro y declaraciones posteriores? • ¿Sabía Chávez que el golpe estaba delatado y que la operación esencial del mismo — el derribo del avión de CAP o su captura y muerte en Maiquetía—, ya no era posible y por lo tanto, se refugia en el cuartel de La Planicie, a la espera del rescate por parte del general Ramón Santeliz y Fernán Altuve, enviados por Ochoa Antich? • ¿Adónde llevan a Chávez, el General Santeliz y Fernán Altuve, entre las 7:30 AM cuando lo “rinden” en La Planicie y aproximadamente las 11:00 AM, cuando lo llevan a Fuerte Tiuna y lo presentan en vivo ante los medios de comunicación? • La parte de la operación en Maiquetía, incluyendo la muerte al presidente, era la esencia de la operación como lo reconoce Arias Cárdenas y se la imaginaba Acosta Chirino ¿A qué unidad militar le correspondía esa misión? ¿Quién la dirigía? ¿Por qué nunca se ha explicado, la falla de esta parte esencial del complot? ¿Le correspondía a la infantería de marina de la Guaira? ¿Quién dirigía ese cuerpo en ese momento? • ¿Por qué sorpresivamente, luego de la salida de la caravana desde Maracay de los golpistas encabezada por el propio Chávez y el comandante Acosta Chirino la noche del 3 de febrero, en Las Tejerías, Chávez se cambia de la vanguardia a la retaguardia y coloca en su lugar a Joel Acosta Chirinos, abandonando inexplicablemente el convoy en Las Tejerías? • Si el papel de Chávez dentro del plan del golpe era apoyar con su batallón la toma de Miraflores, iniciado por las tanquetas del Batallón Ayala, dirigidas por los capitanes Rojas Suarez y Blanco La Cruz, ¿qué sentido tenia para Chávez refugiarse en La Planicie, desde donde contempló todo el combate? ¿Con cuántos efectivos llega Chávez al museo de La Planicie? ¿Realmente tomo el cuartel para dirigir desde allí la operación sobre Miraflores o el comandante de La Planicie, lo deja entrar luego de recibir una llamada de los mandos superiores? • ¿A qué hora llega Chávez a Caracas y por qué pasa directo a la Planicie, pese a que ya se había iniciado el fuego contra Miraflores? ¿Dónde estaba el batallón de Chávez en ese momento? ¿A qué hora este batallón llega a Caracas y que acciones realiza? • ¿Cómo Chávez podía dirigir una operación en varios frentes cuando nunca se comunicó con ninguno de ellos, mientras si tuvo comunicación con Santeliz y Herman Marksman? • ¿Cómo explicar en una conspiración con casi 20 años de preparación, con ensayos previos y sin embargo hasta hoy no se conoce un solo plan serio de operaciones del mismo, salvo lo que cada participante cuenta sobre su papel en el mismo y sobre todo el cuento a posteriori de un mitómano plan de la operación Ezequiel Zamora , tendiente a demostrar el triste papel de Chávez en la Planicie, donde presencia en primera fila el combate en el Palacio de Miraflores, se rinde sin hacer un disparo y luego explica esta deplorable conducta militar con un lacónico y absurdo “me sentí solo”? • ¿Qué papel jugaba la CIA en toda esta conspiración, tomando en consideración que el primer anillo alrededor de CAP lo dirigían dos connotados agentes de la Agencia y su jefe de Inteligencia, el general Herminio Fuenmayor, era un reconocido agente de la misma? • ¿Cómo explicar la ubicación estratégica en Caracas, Maracay, Guárico y Maracaibo del grupo de comandantes, mayores y capitanes en mandos de tropas, pese al conjunto de investigaciones y sospechas que pesaban sobre ellos por lo menos desde 1985 y que se habían intensificado desde 1988-89 y en enero 1992 se había producido una nueva delación? • ¿A qué se debió todo el clima de sospechas, intrigas, conspiraciones que se desatan en el seno de Ejército por narcotráfico y corrupción, especialmente en todo el primer semestre de 1991, que facilitan el desarrollo de la conspiración de Chávez, especialmente la colocación de los COMACATE en posiciones estratégicas?
Y por último, ante la aparición dentro de la conspiración del coronel Hugo Posey, agregado militar de EEUU en la etapa crucial de la conspiración que conduce a 4 de febrero de 1992 le preguntamos: • A los militantes chavistas firmes creyentes del antimperialismo de Chávez, y su “incuestionable condición “revolucionaria y socialista”. • A los diversos partidarios del anticomunismo, convencidos de que el 4 de febrero fue una conspiración del castro-comunismo, dirigida desde La Habana. • A los militares bolivarianos que acompañaron al “comandante supremo” en aquella noche, tanto a los que sospechaban de la relación de este con el Alto mando Militar, como aquellos que desconocían la existencia de este coronel norteamericano. • A toda la izquierda que apoyo a Chávez tan pronto llego a Miraflores, y especialmente al Chavismo crítico, autoproclamado herederos del legado de Chávez y • Por ultimo al “comandante” Douglas Bravo, que según los escritos de Alberto Garrido, es el verdadero padre de la “revolución bolivariana” y jefe de un Hugo Chávez militante del PRV.
A todos ellos, como explican la intensa actividad de un Chávez militar y supuesto miembro del comité central del PRV, cuyo “cuadro” conspiraba y se reunía con la mismísima misión militar de EEUU. ¿Entonces? Cómo queda la figura y el papel de Hugo Chávez no solo durante la ejecución del golpe y su refugio en La Planicie, sino el papel del propio imperialismo en el mismo a través de Hugo Posey un militar republicano, jesuita y anticomunista y de conocidos agentes de la misma alrededor del anillo principal de Carlos Andrés Perez.
Realmente la opción del golpe militar en Venezuela, para imponer gobiernos más cercanos a Washington y contener a la izquierda formaban parte de la estrategia de EEUU para imponer los objetivos de la política del capital financiero en América latina, según la situación concreta del continente, cuyos lineamientos se fueron delineados en los Documentos de Santa fe a lo largo de toda la década de los 80’. En el caso de CAP en 1989 este había comenzado aplicar el paquete del FMI e iniciado la privatización de activos públicos y la apertura petrolera, la embajada de EEUU, como ocurrió en 1982 contra Luis Herrera, descarta esa opción, adquiriendo la conspiración en 1991 una dinámica interna propia, impulsada por la presión de los Mayores y Capitanes comprometidos y por los Notables encabezados por Caldera y Uslar Pietri empeñados en la destitución del presidente Perez.
En estas condiciones de 1992 cualquier resultado de un golpe militar en Venezuela, en caso de ser ejecutado victoriosamente no afectaba mayormente los intereses de EEUU, ni del capital financiero o las compañías petroleras, por cuanto se tenía el control de ambos bandos, tanto del gobierno de Carlos Andrés, como de los Notables de Caldera y Uslar Pietri incluyendo a los militares de derecha participantes en el golpe y señalados por Chávez y otros participantes en el levantamiento.
Estas son algunas de las incógnitas que nos proponemos tratar de descifrar a lo largo de esta investigación sobre el pasado oscuro del 4 de febrero. Éstas y otras interrogantes, que merecen ser explicadas a partir de desarrollo de los hechos acaecidos , retrasaron por nuestra parte la redacción de una primera aproximación al análisis del Golpe de Estado del 4 de febrero de 1992 , tomando en cuenta lo ocurrido en ese momento en el país, pero sin dejar por fuera el contexto internacional, como es la política de globalización impulsada por el capital financiero, especialmente América Latina con su objetivo de sustituir las llamadas soberanías nacionales por el “poder privado” (léase Estados fallidos) política que aquí se llamó Reforma del Estado. La situación actual de Venezuela es especial la crisis que en todos los órdenes padece la mayoría de la población, en especial sus trabajadores y asalariados públicos y privados, es la prueba concluyente de cuáles eran los verdaderos objetivos que buscaban no tanto Chávez, Arias, los generales y Notables políticos y militares que lo acompañaron, sino el capital financiero internacional dentro de su política de globalización del capital: Establecer en Venezuela un Estado Militar, policiaco y delictivo donde hoy el capital financiero internacional, es el principal beneficiario de dicha asonada y su proceso posterior. El yacimiento petrolero y las principales minas de oro del Arco minero del Orinoco, ha pasado gratuitamente a ser propiedad en un 45% de dicho capital, PDVSA ha sido literalmente destruida, liquidada y próximamente privatizada, la Renta petrolera es totalmente propiedad de dicho capital y para rematar la “heroica hazaña” de estos patriotas cooperantes al frente del gobierno, han endeudado al país hasta más allá del año 2050, empeñando el futuro de varias de nuestras futuras generaciones Y el primer paso en todo este desastre y tragedia fue precisamente aquel 4 de febrero, cuando el ejército venezolano fue usado como una fuerza de intervención y hoy en las calles de Caracas y otras ciudades del país, vemos como ese ejército, Guardia Nacional y policías junto a bandas delictivas usan todo ese poder armado para reprimir y masacrar a la población, defendiendo a una vulgar banda delictiva, que ni siquiera cuenta con el apoyo electoral que le de cualquier viso de legalidad, pero hoy convertidos en nuevos propietarios y socios de ese capital internacional en la destrucción del primer país petrolero quebrado.
Esperamos de tanto a los comprometidos en la defensa de la “revolución”, como a los anticomunistas militantes, por lo menos una explicación de este nebuloso origen de la “revolución bolivariana”. Tener presente esta experiencia en estos momentos es de suma importancia cuando la oposición política, está depositando sus esperanzas en otro coronel Posey, andan en la búsqueda de un nuevo Chavez y con su nueva marioneta civil se empeñan en repetir la farsa de 1992, ahora como una tragedia convirtiendo de nuevo a esta región en una nueva colonia del amo exterior.
En conclusión no se puede entender hoy la situación que vive el país y la dictadura implantada por el partido militar, sin conocer este pasado oscuro del golpe militar de febrero de 1992. La historia es un proceso continuo y consciente de los hombres y mujeres que participan en ella y pocas veces el azar decide el rumbo de la misma.

Articulo leido aproximadamente 392 veces

www.aporrea.org/actualidad/a286836.html

Post to Twitter

Escribe un comentario