Venezuela y geopolítica, por Leopoldo Puchi

Por • 28 sep, 2017 • Sección: Nacionales

Leopoldo Puchi

28/09/2017. Si hacía falta una evidencia de que Venezuela se encontraba en el centro de un torbellino mundial de la lucha por el poder, la intervención del presidente estadounidense en la ONU lo viene a confirmar, al utilizar esa tribuna para referirse a nuestro país.

La sede de esa organización es el escenario por excelencia en la que se libra esa batalla en el terreno de la diplomacia. Se ha señalado con claridad que no se admitirá una nueva Cuba, lo que en el leguaje de la geopolítica significa que Venezuela pertenece a la zona de influencia occidental y que no se acepta que intente abandonarla

Aunque Venezuela, a diferencia de Crimea y su relación con Rusia, no perteneció históricamente a la órbita estadounidense sino al imperio español, el debilitamiento de este último la situó en el espacio de la nueva potencia, lo que se consolidó durante la Guerra Fría. Por lo demás, Venezuela se encuentra en el Caribe, zona geográfica del continente dónde ese país se ha expandido territorialmente y dónde ha realizado repetidas intervenciones militares. De modo que no es sencillo que se acepte que Venezuela se desprenda definitivamente y de forma completa del dispositivo geopolítico al que pertenecía hasta hace poco. 

Una opción para retornar a Venezuela al redil es la de una intervención armada, que se daría con los siguientes pasos: primero sanciones y un bloqueo progresivo hasta trancar la llave de PDVSA, lo que crearía una situación terrible en relación al suministro de alimentos y otros bienes, luego se procedería a una intervención directa de ayuda humanitaria con un despliegue militar y finalmente se crearía un gobierno provisional. La información que se dispone es que este escenario pudiera concretarse en el corto plazo, tres o cuatro meses.

La otra opción es la que ha venido adelantado José Luis Rodríguez Zapatero a solicitud de Barack Obama, que tiene la misma finalidad de la anterior: la de ubicar de nuevo a Venezuela en el redil de Occidente, pero de manera pacífica y de  una forma menos evidente o tajante, lo que permitiría a Venezuela mantener un cierto grado de independencia en relación a Washington, por medio de un acuerdo de coexistencia Gobierno-oposición para el período 2019-2024. Incluso, en esta opción pudiera estudiarse una fórmula de neutralidad para Venezuela, con el apoyo de Rusia y China.

Ahora bien, Donald Trump no tiene la misma visión de Barack Obama y puede pensar que Venezuela es equivalente a Crimea, aunque obviamente no se trataría de “una anexión”. De la misma forma, una parte de las fuerzas internas partidarias en Venezuela de “Occidente” se inclina por “la opción Trump”, mientras que otra parte se inclina por “la opción Zapatero”. De modo que si fracasan las conversaciones de Santo Domingo se fortalecerán las posibilidades de la intervención militar. Una herida que será muy difícil de cicatrizar.

http://www.panorama.com.ve/opinion/Venezuela-y-geopolitica-por-Leopoldo-Puchi-20170927-0092.html

Post to Twitter

Escribe un comentario