Rusia detiene la intervención estadounidense

Por • 20 nov, 2021 • Sección: Política

geopolitica.ru

12.11.2021. El 7 de noviembre de 2021 se realizaron las elecciones generales en Nicaragua, mediante las cuales los habitantes del país eligieron al Presidente, a los miembros de la Asamblea Nacional y del Parlamento Centroamericano.

La emblemática consigna de la época soviética «¡Manos fuera de Nicaragua!» adquirió una nueva relevancia en el contexto de los intentos de Estados Unidos y sus aliados de Occidente por entrometerse en los asuntos internos de este pequeño país centroamericano.

Sin embargo, desde la óptica estadounidense, sus acciones injerencistas en ese país son completamente legítimas, aunque violen el derecho internacional y el principio del respeto por la soberanía de los estados. Esta posición se sustenta en el hecho de que el Congreso de los Estados Unidos aprobó la denominada “Ley de Obligación para Crear Condiciones para la Reforma Electoral en Nicaragua”, un engendro extraterritorial, que entre otras cosas, obliga a las agencias de inteligencia estadounidenses a recopilar un creciente volumen de información sensible sobre las actividades de Rusia en el país centroamericano y la venta de armas rusas a Nicaragua, que será revisada para probablemente establecer nuevas sanciones contra ese país.

Los Estados Unidos asombran a todos con su desvergüenza. Parece que no hay un solo país en el mundo en cuyos asuntos internos no se inmiscuyan. Y a pesar de lo escandaloso y poco ético de su conducta en la arena internacional, no cesan de acusar a Rusia de pretender extender su zona de intereses con fines “intervencionistas”.

Estados Unidos y Rusia son, sin dudas, dos polos de la geopolítica mundial. Sin embargo, sería justo atención a la conducta diferente de estos dos países desde la segunda mitad del siglo XX hasta la actualidad. Mientras Estados Unidos ha desatado decenas de guerras genocidas por todo el mundo, Rusia, históricamente, ha contribuido a la paz y la prosperidad en aquellas regiones que estaban en la órbita de su influencia.

En este momento, son las fuerzas de paz rusas las que están preservando el frágil armisticio en Nagorno-Karabaj, impidiendo el estallido de nuevos enfrentamientos armados entre armenios y azeríes. Otro tanto ocurre en Siria, y por extensión, en el Medio Oriente, territorio este que ha sido víctima de la destrucción provocada por grupos terroristas al servicio de los Estados Unidos, terroristas que han sido preparados, adoctrinados y financiados para servir de punta de lanza en la imposición de los intereses hegemónicos de Washington. En tanto Rusia, se ha propuesto como misión en el mundo, poner fin a las guerras iniciadas por incitación de los grupos de poder anglosajones.

Nicaragua tiene contactos de larga data con Rusia, estos se remontan a la época soviética y la historia reciente de las relaciones ruso-nicaragüenses también es alentadora. El presidente de Nicaragua, Daniel Ortega Saavedra, se ha reunido en reiteradas ocasiones con su homólogo ruso, Vladimir Putin, con el ministro de Defensa, Sergei Shoigu, y con el canciller Sergei Lavrov.

Durante muchas décadas, Moscú ha apoyado a sus lejanos amigos de Managua, lo que incluye también, una consistente ayuda para mantener la disposición militar para repeler la agresión estadounidense. Las armas rusas son las mejores del mundo y esto parece irritar cada vez más a Washington. Al mismo tiempo, tal y como todos lo entendemos, un escenario en el que la que la pequeña Nicaragua ataca a los Estados Unidos, por decirlo suavemente, es como menos, poco probable …

Pero como también todos sabemos perfectamente, las armas reales (tanques, ametralladoras, etc.) en la actualidad no son los únicos medios de guerra y, ciertamente, cada vez menos constituyen el principal medio de agresión por estos días. Desde finales del siglo XX y principios del XXI, Estados Unidos desarrolló, implementó y utiliza activamente un paquete de tecnologías que desde las redes de Internet permiten la captura de estados sin el uso de armas convencionales.

Por ejemplo, en Nicaragua fueron creadas un importante grupo de ONG que tienen una existencia dudosa, 15 de las cuales fueron cerradas por el gobierno en víspera de las elecciones. Estos intentos de Managua de contrarrestar la agresión desde las redes es a lo que en Occidente han calificado de «represión», cuando de hecho, desde Washington parecen querer decir: «¡están abatiendo a los nuestros!»

Hay que señalar, que aunque la tecnología de guerra en en las redes de Internet es una creación estadounidense, en los últimos años Rusia ha aprendido a conjurar este tipo de agresión y, muy posiblemente, es bastante capaz de brindar apoyo a sus amigos de todo el mundo en esta área, conviertiéndose en un escudo y no en una espada.

Esta es la promoción de la verdadera democracia, la de la voluntad del pueblo, y no a lo que ellos llaman con ese término en Occidente, mientras defienden a las marionetas a su servicio. Este es una suerte de escudo contra la descarada y agresiva injerencia en los asuntos internos de los estados soberanos, cosa que especialmente se incrementa en vísperas de elecciones.

El día del sufragio universal en Nicaragua transcurrió con tranquilidad, sin incidentes graves, ni violaciones. Pero costó mucho esfuerzo tanto para las autoridades nicaragüenses como para quienes las ayudaron a realizar la expresión democrática de la voluntad popular. Los resultados finales del escrutinio en Nicaragua aún no se han concluido, pero mirando los resultados preliminares, ya podemos decir que, a pesar de todos los esfuerzos de los agentes occidentales, el Frente Sandinista de Liberación Nacional, encabezado por el presidente Daniel Ortega, está liderando con ventaja.

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, criticó como era de esperar las elecciones nicaragüenses, diciendo que no cumplían con los estándares democráticos y que no eran «libres y justas».

Traduciendo sus palabras al lenguaje de la verdad, debemos leerlo así: «Nosotros, Estados Unidos, estamos muy molestos porque no logramos hundir a Nicaragua en el caos, no logramos llevar a nuestros protegidos al poder y no los dejaremos en paz».

Estados Unidos es un actor global fuerte y cobarde. Pero Nicaragua tiene a un defensor.

https://www.geopolitica.ru/es/article/rusia-detiene-la-intervencion-estadounidense

Post to Twitter

Escribe un comentario