Alain de Benoist contra los Titanes

Por • 9 abr, 2022 • Sección: sociologia

Alain de Benoist

09.04.2022

Traducción de Juan Gabriel Caro Rivera

Alain de Benoist lleva muchas décadas luchando contra el espíritu de los tiempos, el espíritu titánico, el espíritu del exceso… Filósofo, historiador de las ideas y director de la revista Elements, acaba de publicar una nueva colección de entrevistas titulada Contre l’esprit du temps. Explications (La Nouvelle Librairie) donde una vez más demuestra su sagacidad e increíble capacidad de análisis y observación. La entrevista ha sido hecha por Anne Letty.

ELEMENTS: Tiene varios libros que son colecciones de entrevistas que le han hecho, especialmente Survivre à la pensée unique (Krisis) y Survivre à la désinformation (publicada el año pasado por La Nouvelle Librairie). ¿Es Contre l’esprit du temps una continuación de estos dos libros anteriores? Si no es así, ¿de qué trata?

ALAIN DE BENOIST: Sí, he publicado el año pasado una recopilación de varias entrevistas, porque considero que me expreso de forma más libre y directa en estas entrevistas que en mis libros o artículos. También son una oportunidad para explicar ciertas ideas de mis libros, aclarar muchas de las cosas que digo o resumir mis puntos de vista. Pero no todas estas recopilaciones tratan de lo mismo. Por ejemplo, las recopilaciones del año pasado trataban sobre acontecimientos de actualidad, mientras que Contre l’esprit du temps tiene un sentido mucho más amplio. Muchas de estas entrevistas tratan sobre temas mucho más generales como la filosofía política, las ciencias sociales, la literatura y otras disciplinas. Digamos que son entrevistas que profundizan en estas áreas. También hablo de los libros que he publicado en los últimos años.  Me gustaría añadir que un buen número de estas entrevistas aparecieron originalmente en periódicos o revistas extranjeras, por lo que es una oportunidad para que el lector francés las conozca por primera vez.

ELEMENTS: Cada época tiene su propio “espíritu de los tiempos”. ¿Podría decir cuál es el nuestro? ¿Quién considera que lo encarna perfectamente en la política? ¿Y quién se encuentra más alejado de él?

ALAIN DE BENOIST: Nuestro Zeitgeist es la Modernidad tardía, la cual se ha convertido en la ideología dominante, es decir, la ideología de lo Mismo. Tiene un carácter universalista y quiere abolir a toda costa las diferencias entre los pueblos y las culturas, entre todos los individuos y incluso entre los sexos. Este espíritu de la época gira alrededor de tres vértices: la ideología de los derechos humanos, la ideología del progreso y la ideología del mercado. De ahí la primacía de los valores mercantiles, la adoración de la tecnología, “la abolición de las fronteras” y los “puertos libres” cuyas loas cantan todos los días. Se trata de una ideología extremadamente frágil, pues sus fundamentos teóricos son muy débiles. No obstante, tiene mucho poder debido a que controla los medios de comunicación y domina las mentes. ¿Quién sería el mejor ejemplo de ella? Prácticamente todos los representantes del bloque occidental (especialmente Justin Trudeau). ¿Quién se encuentra más alejado? No sabría decirlo…

ELEMENTS: Constantemente vuelve una y otra vez a la ecología en sus libros y es un tema muy importante para usted. Incluso ha llegado a afirmar que implica una “ruptura radical con el espíritu de nuestro tiempo”. ¿Considera que existen otras formas de romper con la ideología del progreso?

ALAIN DE BENOIST: Creo que la ecología es una disciplina conservadora, ya que pretende salvaguardar la diversidad del mundo, los equilibrios naturales, los ecosistemas y la naturaleza. Es al mismo tiempo el marco donde viven los seres vivos y tiene una relevancia profundamente revolucionaria porque ponerla en práctica implica un cambio enorme en el paradigma de nuestra civilización: significa dejar de lado la sociedad de mercado, romper con el reino de la cantidad, acabar con el productivismo y la obsesión por el crecimiento a toda costa y descolonizar el imaginario simbólico, que se encuentra dominado por un narcisismo inmaduro y intereses sin límites. Se trata de una nueva revolución conservadora que, si conseguimos poner en práctica, aunque sea un poco, causaría grandes cambios.

ELEMENTS: Hablas sobre la crisis catalana, entre otras cosas. ¿Crees que puede ser comparada al suceso de Colonna en Córcega y al modelo del Estado-nación francés?

ALAIN DE BENOIST: Son dos casos completamente distintos, pero existen algunas similitudes. Se trata, antes que nada, de si los Estados-nación están dispuestos a concederle a los pueblos autonomía como única forma de preservar su identidad. En el momento en que estas aspiraciones son negadas, la situación normalmente degenera en violencia y extremismo. El jacobinismo francés solo defiende la República “única e indivisible”, por lo que jamás reconocerá la existencia del pueblo corso o el pueblo bretón, pues eso pondría en tela de juicio la historia misma de Francia. No es una opinión exclusivamente mía, aunque puedo decir que no soy jacobino. Creo que la única forma de superar esto sería crear una República federal compuesta por los pueblos franceses.

https://www.geopolitica.ru/es/article/alain-de-benoist-contra-los-titanes

Post to Twitter

Escribe un comentario