¿Socio comercial, socio productivo, maquila o colonia?

Por • 21 ago, 2022 • Sección: sociologia
 

 

Ultimas Noticias

Alvin Lezama

19 Agosto, 2022. En esta oportunidad le toca a la producción, en específico a la industrialización como motor de crecimiento y desarrollo económico. Los países de la región de América Latina y el Caribe (AL&C) llevan casi un siglo de intentos fallidos de industrialización.

Los países de la región han transitado en su relación económica internacional por diferentes roles: socios comerciales, socios productivos, maquilas y colonias. Todas relaciones de poder en el ámbito político y económico.

¿Dónde estamos, a casi un siglo después de las acciones concretas y deliberadas de los Estados de nuestros países en materia de industrialización?. ¿Qué se puede aprender?.

Preguntas ambiciosas para una reflexión tan breve como la presente. Se intentará una primera indagación con el objetivo de problematizar.

Algunas preguntas para poner en contexto

¿Sin agua Ud. puede vivir?. ¿Sin tierra Ud. puede sembrar y cosechar alimentos?.¿Sin oxígeno Ud. puede vivir?.¿Ud. se puede alimentar con oro, plata, diamante o hierro?

¿Si le preguntarán qué vale más para Ud.: un kilo de carne o dos kilos de sílice o de coltán, cuál sería su respuesta?

¿Imagine su vida sin combustible, sin gas, sin energía eléctrica?. ¿Sin ropa, sin calzado, sin vivienda, sin transporte público, sin computadora, sin muebles, etc., cómo se afectaría su calidad de vida?.

¿Cuántas veces en su país ha escuchado la expresión “lo de afuera es mejor, es de mayor calidad”?. Incluso hasta con especificidad geográfica, dependiendo del área de influencia: Inglaterra, EE.UU., Alemania, Japón.

¿Cuántas veces, en su vida adulta, ha escuchado sobre las estrategias, planes y programas para la industrialización de su país (América latina y el Caribe – AL&C)?

Has escuchado ¿Campañas de “Made in en el país ‘x”, compre nacional?. ¿Eventos para convocar a los inversionistas internacionales y nacionales, ruedas de negocios ?. ¿Planes y programas de desarrollo de parques tecnológicos, zonas francas, zonas económicas especiales, polos y ejes de desarrollo?

¿Cuántas veces ha escuchado en los medios internacionales “el milagro económico” de tal o cual economía emergente como México, Brasil, China, los tigres asiáticos?¿Cuántas de éstas han resistido las crisis financieras mundiales?.

Veamos algunos datos para poner en contexto qué es lo que hay, en cuanto al sector industrial o manufacturero.

Los indicadores del Valor Agregado del sector industria de algunos países en la región AL&C y el mundo son ilustrativos.

Dos indicadores que expresan el valor agregado del sector industria: en % del PIB y en variación porcentual anual, registrados por el Banco Mundial, serie de tiempo de 49 años , de 1972-2021.

Argentina:

% PIB: promedio 32,47%, máximo 50,89% en 1976, mínimo 21,78% en 2017.

% de variación anual: promedio 1,2%, máximo 15,15% en 2021, mínimo -11,36% en 2002.

Brasil

% PIB: promedio 29,05%, máximo 46,25% en 1984, mínimo 17,70% en 2020.

% de variación anual: promedio 2,58%, máximo 17,04% en 1973, mínimo -8,84% en 1981.

México

% PIB: promedio 30,94%, máximo 34,76% en 2008, mínimo 25,73% en 1992.

% de variación anual: promedio 2,58%, máximo 11,82% en 1996, mínimo -10,88% en 1995.

Venezuela (1972-2014, 42 años)

% PIB: promedio 47,63%, máximo 58,26% en 1974, mínimo 37,24% en 2014.

% de variación anual: promedio 1,3%, máximo 17,61% en 20004, mínimo -11,82% en 2002.

América Latina y el Caribe

% PIB: promedio 31,51%, máximo 36,73% en 1998, mínimo 26,81% en 2014.

% de variación anual: promedio 2,4%, máximo 9,21% en 1973, mínimo -7,77% en 2020.

China

% PIB: promedio 44,27%, máximo 48,06% en 1980, mínimo 37,84% en 2020.

% de variación anual: promedio 10,01%, máximo 21,03% en 1992, mínimo -2,4% en 1976.

Corea del Sur

% PIB: promedio 33,29%, máximo 37,15% en 1991, mínimo 24,88% en 1972.

% de variación anual: promedio 8,25%, máximo 28,00% en 1973, mínimo -7,63% en 1998.

Estados Unidos (1997-2021, 24 años)

% PIB: promedio 20,24%, máximo 23,13% en 1997, mínimo 18,04% el 2016.

% de variación anual: promedio 1,63%, máximo 5,55% el 2004, mínimo -7,82% en 2009.

Reino Unido (1990-2021, 31 años)

% PIB: promedio 21,13%, máximo 27,7% en 1990, mínimo 17,11% en 2020.

% de variación anual: promedio 0,55%, máximo 7,23% en 2021, mínimo -10,82% en 2020.

Se puede ver, por las cifras de valor agregado del sector industrial o manufacturero, el perfil de la región de América Latina y el Caribe, en especial de sus mayores economías, el cual es similar al de China y Corea del Sur, diferenciándose mayormente en la tasa de variación anual, en estos países el promedio de 8% y 10%, durante 49 años, respectivamente. En contraste el promedio de la región de América Latina y el Caribe es de 2,4%.

Por otro lado, el Reino Unido y los Estados Unidos han desindustrializado sus economías a tal punto que la proporción del valor agregado del sector industria en relación a su PIB está alrededor del 20%, con un promedio de variación porcentual anual de 0,55% y 1,63% , respectivamente, por debajo del promedio de la región de América Latina y el Caribe. Sin embargo poseen el poder en este sector. ¿Cómo y por cuáles medios?.

Veamos dos hechos internacionales de relevancia relacionados con la industria:

·         Interrupción de la cadena de suministros en tiempos de pandemia

Las interrupciones en la cadena de suministro tienen un precio para Europa: 920.000 millones

Según Accenture, las interrupciones en la cadena de suministro derivadas de la pandemia y la invasión rusa podrían suponer una pérdida potencial del 7,7% del PIB de la zona euro para 2023” (24-5-2022, CIO España)

“La interrupción de la cadena de suministro que provocó la COVID-19 costó a las economías de la eurozona 112.700 millones de euros en PIB en 2021, según los datos de Accenture”. (ib.)

“Según el informe, hasta el 30% del valor añadido total de la eurozona depende del funcionamiento de las cadenas de suministro transfronterizas, ya sea como fuente de materias primas o como destino de la producción”. (ib.)

·         Sanciones a Rusia

Comercio mundial ya se ve afectado por sanciones a Rusia

Las sanciones contra Rusia empiezan a causar estragos en el comercio mundial, con consecuencias potencialmente devastadoras para los importadores de combustibles y de granos, y generando inflación en un planeta que trata de superar la interrupción de suministros derivada de la pandemia del coronavirus” (JOSHUA GOODMAN , AP, Los Angeles Times, marzo 2022)

El arma de las sanciones

Además de ser más fáciles de evadir, las sanciones económicas ahora desencadenan shocks mundiales más grandes que nunca” (Nicholas Mulder, FMI, Junio 2022)

“…hoy Rusia es uno de los principales exportadores de petróleo, granos y otras materias primas esenciales. Además, la economía mundial está mucho más integrada. Así, las sanciones tienen hoy en día efectos económicos mundiales de un tamaño nunca visto. Su magnitud nos obliga a replantearnos el rol que tienen como instrumento de política con grandes consecuencias económicas. “ (ib.)

Dos hechos característicos sucedidos recientemente son reseñados: La pandemia COVID-19 y su impacto en todos los países, dejando al descubierto las vulnerabilidades estructurales de la economía mundial. El eslabón más débil de la mundialización: La “cadena de suministros”. Por otro lado, las medidas coercitivasunilaterales empleadas como arma para la guerra por otros medios en el campo económico pulverizó el discurso de la ideología neoliberal y deslegitimó a la OMC. A nuestro parecer ambos hechos son la punta del iceberg de una relación de interdependencia y de poderes fácticos a nivel mundial más profunda.

Es importante recordar que la región se integró a la fuerza en esta economía internacional euro céntrica en el siglo XV, es una mundialización con falla de origen. La mundialización es nuestro signo, nos guste o no.

Es un hábito colonial arraigado en nosotros el mirarnos, conocernos, pensarnos y valorarnos desde la distancia, no en sentido de abstracción sino desde un afuera geográfico, desde una posición de poder colonial, con todas sus cargas, prejuicios, categorías, racionalizaciones, teorías.

En la historia reciente iniciada desde finales del siglo XIX y todo el siglo XX, han sido múltiples los intentos por industrializar los países de América Latina y el Caribe.

En el inicio del siglo XX los países de la región AL & C desempeñan el rol de proveedores de materia prima y mercado externo para colocar lo producido por esta revolución industrial externa. Gran Bretaña, Estados Unidos, Holanda lideran este auge económico. Los países de las antiguas ex colonias continúan con economías agroexportadoras, extractivistas, atrasadas de carácter colonial, con libertad para realizar exportaciones de materia prima, minerales y alimentos e importar mercancías desde cualquier país, sin las restricciones que imponía el imperio español o portugués. Los países de la región pasaron de colonia a “socios comerciales”. La industrialización en los países de AL & C en este período es reactiva a las crisis externas y está fuera del ámbito de la acción estratégica estatal.

En los años de crisis del modelo de desarrollo industrial, en estos países vanguardia, entre los 50’s y 60’s del siglo XX, el rol de los países de la región AL&C se amplía y ahora proveen mano de obra barata a las industrias extranjeras que trasladan su operación a éstos subsidiarias de su casa matriz. El rol que toca es el de socios comerciales y socios productivos, con el añadido de un nuevo fenómeno económico: “la fuga de capitales”.

A partir de entonces, la industrialización nacional forma parte de las estrategias, políticas y programas de los gobiernos de los países de la región AL & C. Se inicia la llamada industrialización por Sustitución de Importaciones (ISI) de la mano de la naciente Comisión Económica para América Latina y el Caribe, CEPAL (1949). Escuela de pensamiento económico y social que nos permite una lectura y análisis de los fenómenos económicos y sociales propios, desde nuestras realidades. Con su novedoso método de análisis histórico – estructural para orientar y acompañar la acción estatal. Un análisis estructural a lo interno de los países y a lo externo, entre los países, en especial países centrales y periféricos.

En los 60’s, 70’s, 80’s y 90’s, del siglo XX, la industrialización en los países de la región pasa por varias etapas en un contexto internacional turbulento. La Cepal caracteriza las etapas por los temas más relevantes del período en: reformas, estilos de crecimiento, deuda y transformación productiva con equidad, respectivamente.

Hoy, dos décadas después, la región se encuentra en una nueva nueva encrucijada de cambio mundial, urge definir el rumbo de la industrialización. La brecha científica y tecnológica, la desigualdad, los niveles de endeudamiento externo y la dependencia de los países de la región con respecto a los países de las llamadas economías avanzadas es mucho mayor. A lo interno la realidad es igualmente compleja, la desigualdad socio-económica y geográfica es igual o mayor, nuestras potencialidades permanecen aún sin desarrollar, con una enorme deuda social que saldar.

Por si fuera poco, el planeta grita, estamos en el punto de no retorno con el calentamiento global por la acción depredadora de la forma de producir y consumir bienes y servicios. Hoy, estamos obligados a tomar conciencia de dónde vienen nuestros bienes y servicios y a dónde van nuestros desperdicios, cómo manejamos los desechos, cómo tratamos al medio ambiente. En este nuevo hito de cambio mundial la posibilidad del involución existe, de reprimarización de nuestras economías, de abandono de todo intento por la reindustrialización, peor aún, la posibilidad de convertirnos en colonias ya no de países sino de corporaciones multinacionales.

Tal vez ir a la esencia ayude a mejorar la comprensión. Ver lo complejo, desde lo simple.

Dos postulados de partida: Hay solo una fuente de riqueza: el planeta tierra. Hay una fuente creadora de valor fundamental: el trabajo vivo, concreto o abstracto.

El resto de los factores de producción que conocemos se derivan de éstos. Los equipos, maquinarias, edificios, así como la ciencia, la tecnología, el conocimiento y el capital, en todas sus formas, son el resultado de la combinación de la materia prima y del trabajo vivo objetivado, acumulado, pasado.

La forma de organizar los recursos y el talento humano, la sistematización de las prácticas en el proceso productivo conforman a grandes rasgos el modelo de desarrollo productivo o paradigma tecnológico. A su vez, éste define las relaciones de poder entre estos factores de producción, como por ejemplo, la relación trabajo-capital.

Sin trabajo vivo y sin materia prima no hay producción posible. Aún llevando el factor de producción trabajo vivo a su mínima expresión.

Socialmente hay una inversión de la valoración de los factores de producción pues la materia prima y el trabajo vivo deberían estar en mejor estima frente a los demás factores de producción, por las razones expuestas y revelado actualmente por los hechos.

¿Cuáles son los escenarios proyectados?

El informe sobre la encuesta de perspectivas de economistas jefes realizada por el Foro Económico Mundial, de mayo 2022, ilustra al respecto:

·         Seis expectativas para el futuro económico:

Mayor inflación junto con salarios reales más bajos a nivel mundial. Inseguridad alimentaria en las economías en desarrollo. Mayor reubicación nacional, diversificación y politización de las cadenas de suministroMayor retroceso de la globalización en bienes, mano de obra y tecnología que en servicios. Sanciones efectivas para desalentar las perspectivas económicas de Rusia. Se mantiene el dominio del dólar estadounidense como moneda de reserva mundial. (Chief Economists Outlook: 23-5-2022, WEF)

¿Desde dónde y quiénes son estos jefes?.

“Los economistas jefe esperan una reestructuración sustancial de las cadenas de suministro en los próximos tres años.

Consideran probable o muy probable que las empresas multinacionales diversifiquen y reubiquen sus cadenas de suministro al mismo tiempo durante ese período. La gran mayoría de los encuestados también considera probable la realineación de las cadenas de valor global en la medida de consideraciones geopolíticas. En el contexto de la reconfiguración de la cadena de suministro, las empresas están pasando de la eficiencia a la resiliencia y se espera que prioricen la reubicación local sobre la diversificación…” (ib.).(cursivas nuestra)

“La Encuesta de Economistas Jefes de noviembre identificó la desglobalización como el cambio de tendencia más significativo en la economía global. La experiencia de la pandemia había fragmentado las cadenas de valor, las relaciones comerciales y los lazos financieros. Las repercusiones de los eventos geopolíticos recientes están cimentando e interrumpiendo estas tendencias, creando nuevas fallas en la integración física y aumentando las fisuras en el espacio virtual, donde las esferas de influencia de EE. UU. y China se han convertido en una característica del sistema actual.” (ib.)(cursivas nuestra)

La hegemonía estadounidense está sustentada en condiciones materiales y objetivas complejas, las cuales van más allá de su poder militar y de la hegemonía del patrón dólar. Se trata de la hegemonía de muchos patrones, naturalizados en formas: de hacer, de conocer, de usar, de aspirar que nos orientan y guían.

La práctica de producir y de organizar la producción es uno de estos patrones, por más de un siglo hemos quedado atrapados en sus paradigmas tecnológicos, los cuales responden y obedecen a las necesidades, aspiraciones geopolíticas, filosofía y visión de mundo de EE.UU. Reproducirlas en nuestros países cual recetas, sin saber si responden a nuestras realidades y a lo que perseguimos condena estas políticas al fracaso o a una nueva etapa de dependencia.

Es oportuno retomar el consejo de Simón Rodríguez, Sociedades Americanas, 1828, maestro del libertador Simón Bolívar, al hacerse la pregunta:

¿Dónde iremos a buscar modelos?, parafraseamos la respuesta:

Nuestra región es original —originales han de ser sus instituciones…, sus medios, sus métodos, sus modelos, sus teorías, sus prácticas…“O inventamos o erramos”.

¿Qué hacer?

1.   Articulación productiva a lo interno del motor manufacturero exportador con la finalidad de transformar estructuralmente al país y contribuir a corregir las desigualdades geográficas y socio-económicas.

2.   Realizar un análisis histórico-estructural de la industria en nuestros países donde se incluyan variables como: importación de insumos requeridos, nivel de exportación del sector industrial, personal ocupado, remuneraciones pagadas, productividad laboral, valor agregado, tipo de integración productiva internacional, entre otras.

3.   Desarrollar una industrialización diversificada, en cuanto a: intensiva en mano de obra, intensiva en capital, intensiva en tecnología e intensiva en conocimiento. En sintonía con nuestras estrategias y lineamientos, las potencialidades en recursos naturales, en talento humano y la ubicación geográfica. A lo interno de los países y de la región.

4.   Definir una estrategia y lineamientos de industrialización a mediano y largo plazo para alcanzar el desarrollo con crecimiento económico, soberanía e independencia.

5.   Innovar en el modelo de desarrollo de la industrialización que responda a nuestra realidad. Especialmente en el cómo producir y en el cómo organizar y gestionar el trabajo, pero desde el país, presente y proyectado.

6.   Invertir en Investigación, Desarrollo e Innovación en estrecha vinculación con las estrategias, lineamientos y políticas de industrialización. En especial, atender lo concerniente a las nuevas prácticas y métodos de análisis relacionados con la industrialización vista desde adentro.

7.   Ampliar la participación activa en la Cepal, difundir y debatir sus propuestas.

8.   Propiciar la integración, la articulación productiva y la complementariedad con los países de la región de América Latina y el Caribe.

9.   Priorizar el bienestar por encima de la ganancia sin descuidar la sostenibilidad.

10.        Priorizar el crecimiento económico con desarrollo endógeno como centro de las políticas y estrategias de industrialización.

https://ultimasnoticias.com.ve/noticias/media-digital/socio-comercial-socio-productivo-maquila-o-colonia/

 

 

Post to Twitter

Escribe un comentario