Artículos con la etiqueta ‘G.W. Leibniz’

Del Principio de Razón Suficiente de Leibniz, a la pragmática noción de Real Imposible de Ortega

Por • 28 feb, 2014 • Category: Crítica

A juicio de Ortega, o Adán nunca estuvo en Edén o Edén no era en forma alguna un «paraíso», puesto que la vida humana es problemática ab initio. El hombre nunca gozó de una armonía primordial perdida luego por la desobediencia a Dios. Según Ortega, el «paraíso» no está en el pasado sino en todo caso en el futuro; y no es un datum del cielo sino un esforzado factum del hombre. Habiendo abdicado del «optimismo» ontológico, el mérito de Ortega fue que gracias a la impronta pragmática de su pensamiento no incurrió en el pesimismo de los existencialistas ni en la inanidad de los nihilistas. Para ello, no obstante, hubo de vérselas con el consumado racionalismo ontológico de Leibniz y reemplazar el principio de «razónsuficiente» por el del «real imposible».



Leibniz y la teoría de la relación

Por • 28 nov, 2013 • Category: Opinion

La obra de Leibniz goza en la actualidad de un gran reconocimiento, y ciertamente podemos enmarcarla entre las mayores producciones intelectuales de la Historia. En el presente estudio esbozaremos un intento hermenéutico global de la concepción leibniciana de la sustancia y de la relación.



¿Existe una teoría kantiana del continuo?

Por • 27 nov, 2013 • Category: Filosofía

Kant se encuentra, respecto del problema del continuo en una difícil encrucijada. Adiferencia de lo que ocurría con Leibniz no puede decirse que la continuidad sea uno de los ejes fundamentales de su filosofía. El resultado es que sus planteamientos obedecen con frecuencia a móviles múltiples y dispares, lo cual obstaculiza la constitución de una autentica teoría del continuo.



Demostración leibniziana de las fórmulas numéricas

Por • 8 ago, 2012 • Category: Ambiente

El presente artículo examina puntos centrales de la teoría leibniziana de la prueba matemática en conexión con su concepción general de la ciencia. Se analizan, primeramente, las características generales del método leibniziano, oponiéndolo al método cartesiano (§§ 1–3). Puesto que para Leibniz las fórmulas numéricas no son verdades lógicas primitivas y por ello requiere una estricta prueba formal, a continuación se examina la demostración de ellas contenida en los Nuevos ensayos, mencionando las críticas que Frege y Poincaré le han dirigido, a fin de precisar y aclarar el significado del formalismo leibniziano (§§ 4–6). Se finaliza con un recuento evaluativo de lo realizado en este trabajo (§ 7).