Artículos con la etiqueta ‘José Ortega y Gasset’

Del Principio de Razón Suficiente de Leibniz, a la pragmática noción de Real Imposible de Ortega

Por • 28 feb, 2014 • Category: Crítica

A juicio de Ortega, o Adán nunca estuvo en Edén o Edén no era en forma alguna un «paraíso», puesto que la vida humana es problemática ab initio. El hombre nunca gozó de una armonía primordial perdida luego por la desobediencia a Dios. Según Ortega, el «paraíso» no está en el pasado sino en todo caso en el futuro; y no es un datum del cielo sino un esforzado factum del hombre. Habiendo abdicado del «optimismo» ontológico, el mérito de Ortega fue que gracias a la impronta pragmática de su pensamiento no incurrió en el pesimismo de los existencialistas ni en la inanidad de los nihilistas. Para ello, no obstante, hubo de vérselas con el consumado racionalismo ontológico de Leibniz y reemplazar el principio de «razónsuficiente» por el del «real imposible».



“Los textos de Zubiri sobre sociología y la filosofía del cuerpo me parecen a la altura de los de Merleau-Ponty”

Por • 9 abr, 2013 • Category: sociologia

Naturaleza, Historia y Dios es uno de los libros de filosofía más frescos que conozco. He utilizado el capítulo “El acontecer humano: Grecia y la pervivencia del pasado filosófico” en clases en un master de Patrimonio Histórico –con estudiantes de Turismo, Historia o Periodismo. No te diré que fue un éxito, porque poco de lo que hago lo es. Pero me pareció que lo escuchaban y lo entendían. Relato la composición del círculo de Zubiri y el ambiente de entusiasmo entre los jóvenes seguidores de un maestro ya entonces casi legendario. Zubiri permitió la urbanización filosófica y política de muchos de ellos. Añadiré dos cosas más. Solo hay un filósofo español del siglo XX que haya influido, con alta relevancia histórica, en el pensamiento revolucionario: Zubiri, a través de Ignacio Ellacuría, en la Teología de la Liberación. La segunda: como sabes me dedico a la sociología y la filosofía del cuerpo. Los textos de Zubiri al respecto (hubo un curso sobre el cuerpo en el 51) me parecen a la altura de los de Merleau-Ponty –con quien de hecho comparte una red intelectual, procedente del pensamiento católico. Para mí son más claros y más heurísticos que los de Judith Butler –por referirme a una pensadora que respeto y de la que aprendo. Comprendo que la gente ame a Zubiri y espero tener tiempo para conocerlo más a fondo.



“La gente estudia filosofía para ganarse la vida y porque hay una demanda social de la enseñanza de la materia o de la disquisición filosófica”

Por • 8 abr, 2013 • Category: sociologia

La filosofía contiene siglos de debates de ideas. Por qué se recuperan unas y otras no y qué hace que se recuperen con sentidos distintos, es algo a lo que ayuda la reconstrucción sociológica de los contextos. La gente estudia filosofía para ganarse la vida y porque hay una demanda social de la enseñanza de la materia o de la disquisición filosófica. Cómo se llega a ello y cómo se elige entre las posibilidades existentes depende de la trayectoria social de los individuos. Pero además hay algo genuino en toda vocación, sea la de filósofo o la de alfarero, que confiere un estilo personal a cada profesor y a cada escritor. Lo que te acabo de contestar es una pobre paráfrasis del curso de 1933-1934 “Principios de Metafísica según la Razón vital”, de José Ortega y Gasset, que leí hace poco y que por lo tanto no cito en el libro. Como ves, no es una disciplina nueva y se haya en el centro de determinadas preocupaciones filosóficas. Si es importante o no, no lo sé. El lector debe juzgar si se aprende más o menos sobre el trabajo filosófico con exposiciones sociológicas o con aquellas que se centran exclusivamente en la génesis y exposición de las ideas.